Anuncios
Anuncios

Ya sabemos que el programa de Ana Rosa es de los más vistos en las mañanas de nuestra televisión, caracterizado por seguir siempre la misma línea informativa: al principio, un "post telediario" y más tarde, una mesa social del corazón que tiene como integrantes a varios colaboradores como Antonio Rossi, Bibiana Fernández o Alessandro Lequio. Sin embargo, poco se sabe de éstos en las revistas del corazón y nos hemos querido remontar a unos años atrás, para desvelar la relación que mantuvieron Joaquín Prat y Yola Berrocal, una relación muy poco sonada, que dicho programa jamás hizo alusión para no perjudicar la imagen del periodista, pero que era un secreto a voces, tan a voces que fueron varias las revistas que sacaron esas fotografías tan comprometidas, pero apenas tuvieron la difusión que merecían.

Anuncios

Y tenemos la respuesta del por qué esas imágenes no tuvieron la importancia mediática que deberían de haber tenido, en primer lugar, porque coincidió con la comunión de Andrea Janeiro, y todas las portadas quisieron hacerse eco de esa noticia, y en segundo lugar, porque Joaquín no quiso que esas fotos salieran a la luz, sentía vergüenza de que lo relacionaran con Yola y desde que eso ocurrió, no la volvió a llamar nunca más, algo que Yola no vio demasiado normal y se quedó "compuesta y sin novio".

Pero esto, fue un tema tan controvertido en su momento, que culparon a Yola de haber llamado a la prensa y haber puesto el cebo a Joaquín para que fuera pillado "in fraganti", sin embargo, no es demasiado lógico que culpe a ella de algo que han hecho los dos, ¿no creéis?

En definitiva, lo que está claro es que en el programa de Ana Rosa, se selecciona muy bien las noticias y las exclusivas que se van a dar, y poco tiene que ver con la actualidad del momento, es más bien, la actualidad según "el programa de AR".

Anuncios
Vídeos destacados del día

Años después, no se ha querido hacer referencia más a este tema que ha dejado a muchos con la curiosidad de saber si realmente tuvieron algo más que ese revolcón en mitad del parque.