Desde que se supo de la participación de Bigote Arrocet en Supervivientes, el rumbo de la pareja ha cambiado progresivamente, y ya no es tan feliz como aparentaba ser antes. Prueba de ello fue el lamentable episodio vivido en el último prohrama de "QTTF", donde las palabras de la periodista dejaron a todos anonadados y a su pareja, aún más. Y es que no es para menos, la frase: "Me la pela, por mí como si se muere de hambre en la isla" fue de todos menos agradable e incluso sus compañeros del programa pasaron un momento bastante tenso.

Anuncios

Sin embargo, lo que vamos a contar ahora nos llega de fuentes muy cercanas a ambos. Al parecer, María Teresa Campos habría rogado encarecidamente a Arrocet que le sea fiel en la isla y que respete su imagen. Un ruego bastante claro que tiene como consecuencia un concurso de lo más aburrido, pues según nuestras fuentes de información, Arrocet le habría prometido a su Teresa no darle ningún problema, es más, no piensa acercarse a ninguna mujer de su quinta.

En definitiva, ¿estamos ante una situación de celos? Lo cierto es que sí, unos celos que son incontrolables por parte de María Teresa y que pueden traerle muchos problemas, ya que Supervivientes es el reality show donde menos ropa llevan encima y sobre todo, las temperaturas tan cálidas acompañadas de ese clima veraniego, suelen forjar algunos rollitos e incluso parejas.

Aún le queda mucho que pasar a la periodista, que va sumando varapalos uno detrás de otro. Si su novio se marcha ya a una isla alejado miles de kilómetros, ella se ha quedado sin programa y además la han sustituido por Toñi Moreno, algo que sin duda, ella no se esperaba. Sin embargo, ella misma afirmaba que tendría su espacio en la cadena de televisión con un nuevo proyecto bastante agradable. ¿Estará planeando presentar una versión nueva de cine de barrio? Muchos apuntan a que su bajada de audiencia era debida a que introdujo a toda su familia en el programa, algo bastante cierto y base de todos sus problemas profesionales.

Anuncios

No es muy normal llevar a dos hijas y un novio al programa que presentas y además tener un "docureality" familiar en la misma cadena.

Otra cosa no, pero contactos para preservar su sitio en dicha cadena tiene, y prueba de ello es su buena relación con Paolo Vasile. En fin María Teresa, tendremos que esperar para verte de nuevo en otro programa fruto de tus contactos como periodista veterana mientras Arrocet pesca tiburones.