Semana tras semana los concursantes vuelven de la sala de expulsión creyendo que el público les ha salvado, que han vuelto a la casa porque la audiencia los quiere ahí dentro. Pero están muy equivocados, en Gran Hermano se vota para expulsar, no para salvar.

Alomejor muchos estáis pensando que no hay diferencia entre los dos conceptos. Pero en realidad son totalmente opuestos. Cuando el público vota para expulsar, como en el caso de Gran Hermano, el público vota al que menos le gusta y más odia, pero eso no significa que el segundo más votado sea querido, sino que el expulsado es el más odiado.

Además, en muchos casos, hay duelos entre dos nominados, y las expulsiones están muy ajustadas entre esos dos personajes, pero eso no significa que el tercer en discordia que es el menos votado, sea el más querido, pero la expulsión se basa entre dos personas enemistadas dentro de la casa.

En supervivientes, por ejemplo, se vota para salvar. Y ahí puedes afirmar que el público te quiere porque te ha salvado, quiere que estés ahí.

Alguien ha cogido el teléfono para votarte positivamente y los menos queridos se van a su casa. Este método funciona bien para filtrar y quitarse del medio a los muebles, que no transmiten nada a la gente y hace que todos estos se vayan a la primera de cambio, cosa que no pasa en GH.

Casos claros de estos conceptos es, por ejemplo, la expulsión de Adara en Gran Hermano 17 contra Alain. Alain era un mueble y no tenía apoyos, pero como se votaba para expulsar, la gente castigó a Adara y la echó fuera de la casa.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Supervivientes

Pero eso no significa que salvara Alain, que fuera querido. En este caso, si se hubiera votado para salvar, Adara seguro que se hubiera quedado en la casa y no habría salido expulsada contra Alain.

Por otra parte, cada semana en Gran Hermano VIP, vuelven a la casa muebles como Emma Ozores. Pero es porque es indiferente, no transmite nada a la gente, ni para bien ni para mal. No vuelven salvadas, simplemente no le han expulsado.

Pero igual que la gente no vota para expulsarla, tampoco lo hará para que gane. Cuando se habrán los teléfonos en positivo, será la primera en abandonar la casa.

Gracias por leerme y adora tu vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más