En menos de 24 horas uno de los concursantes que están actualmente en la casa deberán abandonarla seguramente para siempre de mano de la octava expulsión. No solo eso sino que una vez que se realice la expulsión, los habitantes de la casa de Guadalix tendrán noticias del exterior al ponerse en contacto con sus familiares o amigos.

La verdad es que estoy ya un poco harto de los concursantes mueble que estamos teniendo en esta edición de Gran Hermano VIP y no solo eso, sino de la importancia que se creen que tienen dentro del concurso. A concursantes muebles me refiero principalmente a Emma Ozores, Ivonne Reyes y en menor medida, Marco Ferri.

En las primeras expulsiones se fueron los concursantes que más juego estaban dando en la casa, como Toño Sanchís o Alonso Caparrós, pero creo que ha estas alturas del concurso ya deberíamos empezar a pensar quién aporta algo al concurso y quién no.

Entiendo perfectamente que a la gente no le gusta Aída Nízar, pero pensemos en el reality. Es la que más juego está dando y la que más vídeos da a lo largo de la semana. Telecinco hace una campaña a favor de ella con razón, porque es una concursante esencial para el transcurso de la convivencia, y hasta se a tenido que sacar de la manga la inmunidad, que hasta ahora no había aparecido en esta edición, para salvar a su concursante estrella.

Pensando en el concurso, como espectador, Ivonne Reyes es la concursante que menos me aporta. Si no fuera por el tema de Pepe Navarro no valdría ni un duro ahora mismo como personaje.

Vídeos destacados del día

Lo poco que la hemos visto ha sido cuando ha hablado del padre de su hijo y cuando su relación ficticia con el concejal, otro de los grandes muebles de esta edición.

Emma Ozores es otra de las muebles de la edición, pero sinceramente para mi es una gran persona y yo cada día veo vídeos que hacen que me ría con ella y me gusta levantarme cada día y ver un vídeo de ella bailando "Despacito" o otra de las diversas canciones que le ponen para despertarse. Por todo eso creo que deberíamos dejar de castigar y expulsar a los concursantes que más juego nos están dando y los pocos que quedan en la casa que son Aída Nízar, Daniela Blume, Elettra Lamborghini y Alyson Eckmann, porque los demás si no es por el victimismo y lo que ocurre en el exterior no darían nada de juego.

Juzguemos más el juego que nos dan los concursantes. Necesitamos más Aída Nízar y menos Ivonne Reyes. Gracias por leerme y adora tu vida.