“Quizás algún día le pida disculpas a Daniela, pero solo lo haré cuando lo sienta de corazón”, decía Elettra Lamborghini conversando con Aída Nízar el pasado domingo después del último Debate. La italiana se mostraba fría en una charla en la que la repescada le recordaba lo gran persona que es la catalana y lo mucho que la ha querido durante estos dos meses, incitándola a disculparse con ella por haberla criticado. Y parece que ese momento ha llegado. La matadora de Italia al final se ha tragado parte de su orgullo y ha hecho algo que es simple pero que muchas veces olvidamos, enrocados en argumentos defensivos: pedirle disculpas a su amiga.

Ha hecho falta el paso de una semana desde el distanciamiento definitivo entre ambas y la visita a la casa de los familiares, entre ellos la madre de Elettra, que no dudó en decirle a su hija que le diera un abrazo de su parte a Daniela y también a Irma.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Las palabras de la mujer de Tonino Lamborghini sirvieron para ablandar el corazón y el orgullo de su hija.

La charla entre ambas se ha producido esta tarde en el jardín de la casa de Guadalix.

Elettra le pedía disculpas y Daniela las aceptaba y también pedía perdón. Ambas han admitido haberse echado de menos. A Alexandra también le ha hecho reflexionar el hecho de que su familia no nominara a Elettra. Pese a todo, la italiana sigue creyendo que su amiga reaccionó demasiado contundentemente en la sala de expulsiones en la gala 10 de Gran Hermano VIP.

Elettra sigue insistiendo en que Aída le ha comido la cabeza y ha provocado el distanciamiento entre ambas, algo que la catalana no comparte porque considera que la causa fue que no se esperaba escuchar las duras palabras de su amiga, algo que ésta ve normal por la convivencia. La Lamborghini admitió sentirse celosa de su amistad "porque soy posesiva con lo mío", pero Daniela le pidió que no la subestime tanto, que su cambio se produjo cuando vio que Alyson y ella la criticaban.

Vídeos destacados del día

Parece que para la italiana no es viable que Daniela compatibilice su amistad con ella y con Aída y en cierto modo le ha dado a elegir entre ambas. Pero la catalana prefiere que no continúe comentándole aspectos negativos de la vallisoletana, porque considera que ella tiene criterio propio. Por eso le ofreció a Elettra empezar de cero. Finalmente las dos acabaron charlando de la reciente expulsión de Ivonne y el papel de Aylén Milla en la casa de forma distendida.

La relación entre ambas parece que mejora, aunque queda por ver hasta qué punto sabrán reconducir la situación. Los primeros movimientos de acercamiento pudieron verse ayer en la sala de expulsiones, cuando Elettra le comentó a Daniela que su madre le había hablado bien de ella y, antes de que Jordi González dijera el nombre de la expulsada, se abrazaron tenuemente y se dieron la mano.

Queda por ver cómo progresan, ya que días atrás, en la última fiesta, Daniela ya se acercó a Elettra al ver que estaba mal y le dijo que la echaba de menos, pero la conversación no acabó de ser fructífera por la postura a la defensiva de la italiana.

Minutos más tarde, conversando con Alyson y Marco, ésta defendía que quería que Daniela fuera la expulsada porque “es el títere de Aída”. No era la primera vez que Elettra expresaba ese deseo, ya que días antes, convertida en Agente 00TETA, hizo lo mismo tras escuchar a Daniela molesta con la broma de espionaje que realizó junto a Alyson y Emma, afirmando que “si se levantaba de la cama le reventaba la cara”.