Está servida la disputa entre Carlos Herrera y Susana Díaz, luego de varios roces que al parecer, han dado por terminada la buena relación que existía entre ambos. Y no es para menos, pues hoy, hasta la COPE teme por los recortes económicos que se ve, va a tener que afrontar desde que el locutor la tomara contra la secretaria del PSOE.

Durante el pasado, Herrera se presentó como siempre ante el caluroso aprecio de los numerosos oyentes de su programa radiofónico, al lado de sus tertulianos habituales para hablar de temas diversos; entre ellos, el alcalde sevillano Juan Espadas, quien estuvo invitado a la emisión. [VIDEO]

Lo que realmente llamó la atención de los radioescuchas, fue como, después de mencionar lo que sería un breve índice de las cuestiones a abordar y los invitados con los que contarían, Herrera mencionaba la burla de rigor contra Susana Díaz, afirmando que "le hubiese gustado estar con ella, pero era imposible desde que se pasaba el día en la SER".

"¡Antes al menos contestaba que no!", exclamó, medio en broma medio en serio, aludiendo al hecho de que ya ni respondía directamente, cuando se mostraba la intención de invitarla al programa.

Le siguieron la corriente sus colegas, y muy en especial Alberto Artero, que además de confirmar la nula atención que recibían por parte de Susana Díaz, comentaba también que "había puesto la proa" para su medio de comunicación.

David Gistau por su parte, añadió que la política estaba obsesionada con la autoprotección, en su afán por evitar a toda costa a los medios.

"... tienes que salir al mundo, pelearte con tus corrientes internas", dijo, aludiendo al hecho de que era imposible que los políticos, siempre esperaran a que el resto "hiciera el trabajo sucio".

Todo este boicot es lo que le ha supuesto a la cadena COPE las críticas de su locutor más importante dedicadas a Susana Díaz, quien ha puesto punto final a la negociación que contemplaba una colaboración entre las emisoras de la organización andaluza, y la misma Junta de Andalucía.