Desde la salida de Aylén Milla de la casa de Gran Hermano VIP, parte de la audiencia tiene curiosidad por ver si finalmente se produce un acercamiento entre #Alyson Eckmann y #Marco Ferri que devuelva a su relación el esplendor de etapas anteriores. Sin embargo, y a falta ya solo de poco más de un día para la expulsión, es evidente que no se producirá más hayá de una cordialidad, pues ambos son conscientes de que son rivales.

Desde el último Debate y las palabras de Alyson, que afirmó que lo quiere como persona y le gustaría continuar con su amistad fuera de la casa, se percibe un mayor trato entre ambos. Este martes por la mañana empezaron el día comentando la expulsión del jueves.

Marco cree que se trata de una final anticipada, ya que, en su opinión, Daniela Blume, ella y él eran candidatos para poder ganar el concurso, pero Alyson no comparte esa opinión porque considera que “está pasando lo que tiene que pasar justo cuando tiene que pasar”.

Todo iba bien hasta que, gracias a la red social de la nueva prueba semanal, Marco vio un vídeo de Alyson riéndose de la compra que habían hecho él y Daniela. Al italiano le sentó mal porque nadie le había dicho nada a la cara y le recriminó a su amiga que lo hubiera dicho a sus espaldas. La americana considera que no tenía derecho a quejarse y decirle nada porque no estaba despierta cuando realizaron el pedido.

(minuto 35)

Todo empeoró aún más cuando Elettra Lamborghini vio un comentario en la sala que GH ha convertido en red social en el que Marco le decía a Daniela algo relacionado con un “plató cómodo”. Él hacía referencia a que tiene la sensación de que será el próximo expulsado este jueves, pero la italiana interpretó que Daniela y él piensan que serán los finalistas del concurso.

Vídeos destacados del día

Por eso no dudó en contárselo a Alyson que, con cara de póquer, intentó darle otras explicaciones a sus palabras y no pensar que su antes amigo se mofaba de su propia expulsión. Ante la insistencia de la Matadora, acabó aceptando su versión y afirmó rotundamente: No quiero a Marco en mi vida ni ahora ni luego”.

(minuto 5)

Alyson se vio claramente afectada anímicamente por eso, y acabó discutiendo más tarde con Daniela. Ese altercado también le reportó críticas de Marco, que afirmó no tener expectativas porque, aunque ella le haya dicho que lo quiere, no se lo demuestra.

Después, Alyson se pasó toda la tarde durmiendo y haciendo deporte para tratar de desahogarse. Sin embargo, gracias a la Fiesta del Cine, la de Seattle se acabó acercando a Marco bromeando y brindaron con cerveza en la que podría haber sido su última fiesta juntos en la casa. Posteriormente comentaron el futuro del concurso. El italiano insistió en que sus finalistas ideales eran Elettra, Alyson, Daniela y él mismo. Lo cierto es que en las últimas horas ha mostrado más afecto hacia su compatriota que hacia la americana.

La noche finalizó tranquila y cordial entre ambos, que compartieron cervezas y charlaron algo más en la cocina antes de que él se marchara a dormir. Sin embargo, las palabras quedan ahí. Marco dice no creerse que ella lo quiera de verdad como dijo en el Debate. Alyson dice ahora no querer a Marco en su vida. Y, mientras tanto, hablan a sus espaldas de lo que piensan de forma del otro, a veces para bien y a veces no tanto. ¿Cerrarán de una vez esta etapa con una conversación profunda cara a cara o seguirán acelerando en la recta final hacia la expulsión sin mirar atrás?

#Gran Hermano