En Mediaset España saben que algunos de sus formatos están a punto de agotarse. Lo que en otros casos supondría su supresión inmediata de la parrilla televisiva, el hecho de que la crisis esté pasando factura a alguno de los caballos de batalla de su canal estrella, Telecinco, como ocurre con Mujeres y Hombres y Viceversa, con Gran Hermano y con Sálvame, exige un esfuerzo extra para ver si las últimas balas dan en la diana, o se erigen como proyectos cuya vida ha llegado definitivamente a su fin.

Mientras Jorge Javier Vázquez ha vuelto a Sálvame diario a ver si es capaz de hacer reflotar el programa decano de corazón de la televisión española y en Gran Hermano tratan de ajustar el equipo de casting y cómo deben ser los próximos concursantes así como las pruebas a las que sean sometidos, después de que la propia cadena reconociese que el casting había errado, toca hacer lo propio en #MYHYV.

En este caso, además de un problema de casting, con tronos que no han cumplido las expectativas de share como los de Labrador o Suso, más criticados por ir allí a pasar el día con las grabaciones en lugar de ir a buscar el amor, demostrando que la audiencia no quiere rostros famosos sino historias de amor de verdad como las de Manu y Susana, sigue habiendo mucha faena para recuperar 'la esencia' que tanto exigen los seguidores más fieles del dating show de Telecinco.

En esa senda se entiende la que será la próxima decisión de la dirección de este espacio, tal y como se he venido filtrando a través de varios medios. Es decir, la supresión de los famosos retos que tan criticados venían siendo en los últimos tiempos y que tan poco aportaban para tronistas, pretendientes, colaboradores y audiencia, a tenor de las declaraciones que se producían tras cada uno de estos.

Vídeos destacados del día

Pues bien, parece que los retos son ya cosas del pasado en programa que presenta Emma García, donde poco a poco seguirán cambiando cosas para ver si consiguen así reenganchar a todos los 'viceversos fans' perdidos por el camino en los últimos años. Si no, el final estará muy cerca.