Una de las concursantes más explosivas de la penúltima edición de Gran Hermano, como es el caso de Amanda, protagonista desde el minuto uno en GH 16, es sin duda, una de las protagonistas de aquella edición con más tirón una vez ya fuera de la casa.

Algo que queda demostrado echando un vistazo a sus seguidores en las redes sociales, siendo Instagram, la gran favorita de la rubia en los últimos meses, uno nido de 'followers' para @amaaanda90, que es como se llama allí la ex gran hermana, con más de 118.000 suscritos a todas y cada una de las fotografías que esta sube.

Los que ya la siguen saben que no es nueva su afición por cuidar su físico, su obsesión por estar cada día mejor que el anterior y sus ganas de provocar y sacarse el máximo partido en cada una de las fotos que esta sube a la red social en cuestión.

Además, estos también saben que hace ya un tiempo esta se marcó el objetivo de mejorar su trasero para convertirlo en uno de sus puntos fuertes.

Dicho y hecho. Después de muchos meses de trabajo, hace unos días, la andaluza sorprendía a sus seguidores haciendo una foto en primerísimo primer plano, o plano detalle, de su pompis mostrando un culo muy curvo, terso y bien arriba que provocaba la admiración de casi todos sus fans.

No obstante, otros no tardaban en insinuar que esta había puesto a pasar por el quirófano como habría hecho con sus pechos para estrenar el espectacular trasero que se puede ver en sus últimas imágenes. Algo que la llevaba de vuelta a los medios, en este caso a Radioset, para responder sobre si lo suyo era una operación o, simplemente, consecuencia del duro trabajo diario en el gimnasio.

Vídeos destacados del día

Esta era clara y concisa. Su culo está como está porque le da 'caña' a base de ejercicios en el gym. Así que nada de operado. Si bien le halaga que la gente piense que se lo ha retocado porque eso indica que la mejora en esta zona de su cuerpo es más que evidente. Lo dicho, parece que con trabajo y perseverancia es posible conseguir un cuerpo diez a base de ejercicio.