El reality preparó anoche durante la emisión del debate un juego en el que cada concursante podía escribir a otro compañero de la casa una carta por San Valentín. En el caso de la modelo, Ivonne Reyes, la carta no se hizo esperar y fue más rotunda que nunca.

Si hace apenas un mes entraba en la casa, según ella sin nada de fuera, ahora parece que el Amor ha aterrizado en su vida, sin esperarlo lo más mínimo, la modelo al leer la carta que el joven le envió no tuvo ni siquiera palabras. Su reacción fue taparse la cara con las manos y estaba bastante emocionada, probablemente, porque no se lo esperaba.

La carta que el joven le escribió es bien bonita.

Lo que no tenemos tan claro es si es sincera, pues la diferencia de edad entre ambos es enorme y quizás se trata únicamente de una estrategia para llegar a la final del concurso poniendo de manifiesto un amor prohibido.

Lo que sabemos es que el joven está siendo su apoyo incondicional dentro de la casa, y no es para menos, porque desde que le dieron la noticia de su ex, Pepe Navarro, Ivonne Reyes no ha tardado en querer abandonar el reality, pues está sometida a una gran presión y lo que más le preocupa es su hijo Alejandro, de quien ha hablado ya en numerosas ocasiones con su compañero en la casa de Guadalix. Sin embargo, a él no parece preocuparle demasiado que Ivonne tenga un hijo ni tampoco su pasado amoroso, que es bastante amplio.

En cuanto al contenido de la carta, el concejal escribía que esperaba que fuese una historia bonita, sin final, fuera o dentro de la casa y que incluso no sabía qué sentía exactamente al mirar a la modelo.

Vídeos destacados del día

¿Será realmente amor o sólo una farsa? El caso es que la modelo está muy ilusionada y últimamente, a pesar de todas las preocupaciones del exterior, ha tenido un apoyo muy fuerte que le está sirviendo para levantar cabeza y relacionarse más con el resto de sus compañeros.

En fin, esperemos que esta historia llegue a buen puerto y al menos fuera se den una oportunidad, se lo merecen. ¡Gracias por leerme un día más!