Esta edición, la quinta de Gran Hermano VIP, también habrá repesca. Así lo habría decidido ya la dirección del reality show de Telecinco acordando dotar de más 'salsa' al programa reincorporando al juego, de pleno derecho y como si nunca se hubiera marchado, a uno de los expulsados de esta quinta entrega de GH VIP.

Como sucediera en la pasada edición, esta se produciría justo el domingo después de que tenga lugar la que será la quinta expulsión de Guadalix de la Sierra. Algo que, salvo que los bajos índices de audiencia provoquen un adelantamiento de los acontecimientos está programado para el jueves 16 de febrero. Es decir, en apenas dos semanas.

Una vez ya con cinco ex concursantes elegidos por la audiencia analizando al resto de los supervivientes fuera, comenzará la campaña de este quinteto de candidatos a reincorporarse al concurso durante durante alrededor de tres días en los que tratarán de convencer a través de los distintos programas de la casa que deben ser ellos, no sólo los que entren para poner picante y dar juego al resto de concursantes, sino para ganar el maletín con los cien mil euros que siguen en juego para aquel que consiga cuajar mejor con la audiencia.

Así pues, y teniendo en cuenta que no sucede nada, la dirección del programa de tele realidad programaría un Debate #GHVIP5 especial para el domingo 19 de febrero en el que o bien Toño Sanchís, o bien Tutto Durán o bien el tercero, el cuarto o el quinto eliminado de esta quinta entrega 'del VIP' entre de nuevo a la casa al filo de la media noche en un programa que, por un domingo, dejará de ser 'Debate' al uso para convertirse en el día de la famosa y esperada 'Repesca'.

A falta de conocer quiénes son los próximos eliminados del concurso, por ahora parece claro que no habría reintegro más morboso que el retorno a la casa de Toño Sanchís, auténtica estrella de esta edición, primer eliminado, y claro está, todavía aspirante a ganar esta edición si la audiencia decide que sea él quien entre.

Vídeos destacados del día

Tanto él como Tutto tendrán tres duros rivales.