La americana más famosa del reality ha confesado en la radio de Gran Hermano Vip uno de sus secretos más ocultos. Y es que la guapa americana se los lleva de calle sin importar la clase social, el país o la profesión a la que se dedican sus pretendientes.

Aunque su papel de más sensación en la televisión fue en el programa de "Hable con ellas", con quien compartía plató con la presentadora del debate, Sandra Barneda, fue cuando entró en Gran Hermano VIP cuando hemos visto la cara divertida, personal y más íntima de la americana.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

De hecho, ha sido durante esta semana cuando ha contado abiertamente su relación con un tenista español muy famoso que la invitó a cenar. Ese tenista es Fernando Verdasco y Aly Eckmann lo cuenta con mucho cariño, a diferencia de Aída Nízar, que esperó a salir del reality para contar a todos los espectadores quién fue la mano derecha de Rajoy que quiso casarse con ella e incluso le pidió la mano de su hija a Madre.

En fin, tras esta exclusiva no sabemos si el tenista hará algún tipo de declaración, pero lo cierto es que lo suyo no iba en serio y tampoco había planes para salir formalmente, así que puede ser por ello que Alyson lo haya contado con total naturalidad al público de Gran Hermano VIP. En definitiva, Alyson nos parece una chica bastante alocada, sin embargo, es segura de sí misma y bastante divertida. Quizás estos atributos le hayan dado alas para que tantos hombres famosos del país se hayan interesado por conocerla e incluso, por compartir sus vidas con ella. Sin embargo, Alyson afirma que es un alma libre y tampoco necesita un novio cerca para sentirse completa, lo que eso nos parece genial. Es un símbolo de seguridad, valentía y formalidad.

Esperemos que en las próximas semanas nuestros concursantes de Gran Hermano VIP se animen a contar historias de su pasado amoroso.

Vídeos destacados del día

Pues siempre son entretenidas y al menos, entre ellos no habría tanta discusión y sí algo más de cotilleos que dan vidilla al programa, que en las últimas semanas está algo decaído.