Después de recibir títulos de videojuegos que prometían prácticamente reescribir la industria en 2016, y sobre todo por somos unas personas horribles, no queremos dejar pasar la ocasión para compartir con vosotros esos títulos que prometían el oro y el moro pero que solo nos provocaron la sensación de golpear a alguien en la cara.

Es momento de recordar como se merece a Final Fantasy XIII, ahora sabemos de dónde saco Kojima eso de hacerse con un pasillo de dimensiones monumentales, y es que Final Fantasy XIII es eso, un corredor interminable en el que estaba de más preguntar por la ciudades ya que alguien pensó que con suficientes cinemáticas era más que suficiente.

Llega el momento de hablar de Fable, una aventura de acción que basaba su acción en patear a cuanta gallina se te cruzara en el camino y, por qué no, vestirte de una. Y cómo olvidar eso de la bellota, ya sabéis eso de que si la dejabas caer al suelo se la llevaría el viento y luego saldría un árbol, evidentemente todo eso era mentira.

Y ya que hablamos de hacer el ridículo pasemos con las tortugas ninjas, juego el cual solo llamaremos así porque no nos apetece tardar horas mencionando un nombre absurdamente largo. Y si el nombre del juego no es suficiente, el que prácticamente se juegue solo ya es darnos una patada donde más nos duele.

Si hablamos de promesas incumplidas que al final se convirtieron en un montón de choro, no hay dudas de que No Man’s Sky es el indicado. El ambicioso proyecto de un pequeño estudio que se creyó que podía aterrizar en la luna sin un casco de oxígeno, y que terminó siendo víctima de su propia sugestión.

Vídeos destacados del día

Pero vamos, no todo es malo, quitando eso de que tendría multijugador, que podías encontrarte con gente y todas las demás promesas, el juego estaba bien, al menos tenía bonitos planetas.

Pero desde el inicio hay un ganador indiscutible, en cuanto a promesas chorras, retrasos de décadas, cambiar de motor más rápido que de calzoncillos para terminar siendo el más espantoso de los ridículos, para eso está Duke Nukem Forever, algo rescatable es que podías dibujar en un pintaron, si es que eso es bueno. Porque claro, lo primero en lo que piensas al comprarte un shooter es pasarte horas y horas dibujando cosas absurdas en un insípido pintaron. Ah claro, también podías arrojar tu propio excremento, no hay duda que tanto el dibujar como arrogar tus excremento es al revolucionario, pero vamos, eso lo puedes hacer en casa y te sale gratis.

No os preocupéis, que seguro que seguirán saliendo #Videojuegos iguales o peores que los de esta lista. Así que, ¿ustedes qué opinan? ¿Qué videojuego cabría en esta lista?

Siempre pueden dejar su opinión en la caja de los comentarios. #Televisión #Animación