Sólo bastó un programa para que Marta Granero, recientemente subida al trono de Mujeres y hombres y viceversa, pierda a dos de sus pretendientes y vayan tras Rym a buscar conquistarla y ganarse su cariño, siendo el último de ellos quien definitvamente estaba descartado para la castellarense.

Si bien los cambios de trono de los pretendientes son algo que ya hemos visto antes, el que sean de manera tan rápida es lo que ha llamado la atención en este reciente estrenado trono de Marta. Al día de hoy ya tiene dos tránsfugas: Sergio, quien al ser halagado por Rym, no ha dudado en ir en búsqueda de la conquista de la pelirroja tronista, pero Facu, el último de ellos, ha sido quien ha desatado más polémica y por quien la ex pretendienta del programa ha dado declaraciones fuertes tras ser interrogada por el tema.

Según informa en su web La Vanguardia, Marta ya le habría puesto la cruz a Facu desde un inicio, alegando que no tenía intención de conocerle, por lo que ya lo tenía descartado para el futuro del programa. Indicó además que vio cosas en él que no le gustaban, ya fuera su actitud o el hecho de que desde el primer programa halagó a la tronista compañera de la suya, Rym Renom, por quien finalmente se habría decantado.

Según recogemos de su primera presentación, no le dio la oportunidad de una cita a Facu, puesto que ya le conocía de antes y a pesar de que ella misma reconoce que fue a manera de pataleta el no haberle dado la oportunidad al tránsfuga pretendiente, prefiere hacer de lado a cualquiera que quiera vacilarle. Veremos si estas declaraciones harán que sus conquistadores tengan claro el querer mantenerse con ella o finalmente salgan a la luz aquellos que sólo fueron por ganar protagonismo o con el fin de ingresar por Rym, que no está descartado que haya sucedido con los dos primeros, pero cabe dentro de las posibilidades.

Vídeos destacados del día

Recordemos que en su momento, Marta Granero fue pretendienta de Lukas Ablático y Diego Perez, no pudiendo conquistar a ninguno de los dos durante su participación en el programa. Según confesó, la estudiante de psicología de 23 años, se enganchó mucho con Lukas, por lo que no duda que esta vez salga airosa del programa y finalmente pueda encontrar el amor que tan esquivo le ha sido en sus dos anteriores participaciones.