Los Simpson se han convertido en parte de la cultura popular, sus modismos y chistes son parte de la jerga en los Estados Unidos y otros países del continente. Inclusive ha llegado a ser muy adaptado en otros países aunque no lo creas. La serie que se convirtió en un icono, ahora es remedada por adultos y niños en todo el mundo.

La familia Simpson se destaca por ser supuestamente el prototipo de la familia norteamericana y específicamente de los Estados Unidos. Los Simpson han dado lugar a muchos neologismos en el lenguaje normal americano.

El director de la Linguistic Data Consortium, Mark Liberman, explicó que los Simpson han llegado a sustituir a Shakespeare y a las Sagradas Escrituras, convirtiéndose en uno de las principales referentes en cuanto a la cultura del idioma, moldeando expresiones y alusiones textuales.

Entre las expresiones que han vuelto populares, Homer usa su popular D´oh! como algo de dolor. Es una expresión en la cultura popular e incluso ha aparecido en el diccionario Oxford English Dictionary, pero sin incluir el apostrofe. Esta expresión también fue usada en otra serie de televisión británica, Doctor Who, en el 2008.

Otras de las expresiones que aparecen en Los Simpson y que han incorporado en la jerga estadounidense es el “Excellent” de Montgomery Burns, al igual que el grito de victoria de Homer “¡Yuhuu!”, y la que no podía faltar la burla de Nelson Muntz.

También Willie se ha hecho popular con la frase cheese-eating surrender monkeys en el episodio Round Springfield, además que fue usada por el columnista Jonah Goldberg de la revista National Review.

Los guionistas también inventaron otra palabra: cromulent.

Vídeos destacados del día

En el episodio Lisa the Iconoclast fue usada la frase, ahora es parte del diccionario de inglés Wester´s New Millennium.

La palabra Kwyjibo, que Bart usó en el episodio Bart the Genius, en donde jugaba al Scrabble, fue también uno de los sobrenombres del virus informático, Melissa. Otra frase usada pero por el conductor de televisión de la serie, Kent Brockman: yo por mi parte, saludo a nuestros nuevos amos, es parte de la cultura estadounidense y se ha llegado a usar en muchos eventos.

A Kent Brockman lo han puesto como parte de esta cultura, ya que usan las variaciones de la pronunciación para fingir sumisión pero en tono humorístico. También, en diversos medios de comunicaciones se ha usado mucho, como en la revista New Scientist.