Podía haberse quedado callado, podía haberse negado al ‘Polideluxe’ alegando que no tenía nada que demostrar, pero seguramente no había uno sin otro o lo que es lo mismo, para llevárselo calentito debía hacer el pack y además es de suponer que la cifra que le pusieron delante y ya con la credibilidad perdida, era lo suficientemente jugosa como para aceptar el reto.

Fue la noche del jueves cuando viéndose definitivamente pillado optó por subir el tono, enfrentándose a Kiko Matamoros hasta el punto que llegamos a pensar que lo que quería era que lo expulsasen de plató, pero María Patiño mal que bien logró controlar el amago de rebelión y Luis Rollán optó entonces por lo que debía ser su plan ‘B’ que no era otro que hacerse un ‘Lecquio’.

El colaborador de ‘El programa de AR’, sin duda ha creado tendencia tras su entrevista del pasado jueves en la que además de echar constantemente balones fuera, insistía en negar la evidencia y eso mismo estuvo haciendo Rollán yéndose por los cerros de Úbeda con una verborrea imparable que tenía desconcertados tanto a la presentadora como a los colaboradores.

Todo esto aderezado con numerosos intentos de soltar unas lágrimas que no llegaban. Lo logró por fin cuando decidió pasar al plan ‘C’ que consistió en dar pena y hacerse la víctima del paparazzo Jordi Martin asegurando: ‘Tenía miedo a Jordi. Me tenía cogido por los huevos’. Para pasar a hacer un relato de la intimidad con su pareja que daba mucho miedo.

El viernes por la tarde un Jordi Martin que tras su mentira inicial en el sentido de que Luis Rollán no había vendido a Laura Matamoros y a su hermana estaba decidido a contarlo todo, se explayó y lanzó la ‘bomba’ de que Luis le había hecho algún que otro avance amoroso y le había propuesto fugarse juntos a Miami.

Y ya puestos en antecedentes, el amigo de los Famosos Luis Rollán, llegó a plató con aire desafiante, muy maquillado y vestido con bombachos hippie sarouel, botines deportivos y una especie de camisa tipo guayabera.

Todo de marca, nada que ver con lo que insinuó el jueves respecto a que se compra la ropa prácticamente en el mercadillo.

La que se lió en plató entre un Kiko Matamoros cada vez más enfadado y él fue épico. Mientras Kiko puesto en pie le llamaba repetidamente ‘golfo’ él le gritaba: ‘No me puedes dar lecciones tú has llegado a vender a tu mujer delante de mí´. Matamoros optaba por sentarse.

No le quedaba otra.

El polígrafo pilló a Luis Rollán en once flagrantes mentiras demostrando que sí vendió a las hijas de Matamoros al paparazzo y cobró por ello, que el dinero no era para nadie más que para él. Hizo lo mismo con Isabel Gemio y cobró 2.000 euros. También facilitó información de María José Campanario, de Kiko Rivera y de su hermano Fran Rivera, de Ylenia y Suso.

Curiosamente no se le preguntó por su traición a la hija de Isabel Pantoja seguramente porque no hay lugar a la duda y además Chabelita lo ha corroborado. A su gran amiga Terelu Campos no la ha traicionado ni tampoco a Rocío Carrasco, lo que demuestra que es menos tonto de lo que quiere hacernos creer, ya que estas dos señoritas podrían de un plumazo cerrarle todas las puertas.

El polígrafo lo dejó con las vergüenzas al aire y confirmó que sí ha estado enamorado de Jordi Martin y que sí le propuso cuando estuvo en crisis con su pareja fugarse juntos a Miami. Luis Rollán consiguió ayer el dudoso título de ‘Mentiroso máximo del 'Polideluxe'’. Señoras y señores, esto no ha hecho más que empezar.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!