No es que me haya confundido respecto a su edad es que ella afirma tener 692 años y estar en su última reencarnación. En su página web declara haber nacido un 31 de Diciembre de un año cualquiera, aunque vecinos y compañeras de colegio han declarado que está rozando los setenta. Madura si es.

Esta mujer que se atribuye ser la máxima autoridad mundial en ocultismo y dice ser la presidenta de una asociación inexistente, tuvo su momento de gloria en la década de los noventa y a comienzos del 2000, cuando le hacían entrevistas y se paseaba por los platós de Televisión.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

De personalidad histriónica aderezada con unos looks imposibles, participó en ‘Crónicas marcianas’ y en ‘Hotel Glam’. Era un rostro popular que contaba con una línea de teléfono donde al igual que Rappel timaba sin pudor a todo el que llamaba para saber su destino.

Pero todo acaba y viendo que ya no era llamada a televisión, que su línea telefónica no funcionaba, ni tampoco su página web, bastante cutre por cierto, donde podías invitarla a cenar o comprar sus fotos dedicadas; decidió cruzar el charco o eso dijo, yo francamente no creo que se haya movido nunca de Barcelona o alrededores. Concretamente Berga, donde nació y de donde la desahuciaron hace un año por impago de alquiler.

Trató de rentabilizar su decadencia otra vez en Telecinco pero salió de plató abucheada y ahora nos enteramos de que vende sus servicios en internet como ‘Dominatrix’ que si alguno no está al tanto de lo que significa, no es más que una señora vestida de cuero y con tacones tipo ‘stileto’ que se dedica a insultar, pegar, vejar e incluso torturar levemente a todo aquel que no logra alcanzar una satisfacción sexual por otros métodos menos expeditivos.

Vídeos destacados del día

En la página se muestran seis fotos de Aramís Fuster, dos de su cara, una mostrando los senos que nunca debería haberse hecho y tres de cuerpo entero enfundada en cuero y en una especie de red de pesca. Son fotos caseras, con mala luz, sin un buen fondo ni encuadre y sin un mínimo retoque para darles calidad.

Aramís pedía 1.000 euros por una hora en sus manos, pero la madame que regenta la web le hizo ver que debía rebajarla a 300 euros ‘porque ya está ‘madurita’. También se ofrece como ‘Escort’ para todo tipo de salidas, que vamos a ver quién es el valiente o el descerebrado que se atreve a lucirse en público llevando del brazo a esta señora. Completa esta parte con ‘servicios lésbicos’ y ‘servicios a pareja’. Todo muy fino y con mucha clase.

Mientras ella afirma: ‘No soy prostituta, soy dómina’. Los servicios que ofrece no dejan lugar a dudas y es la misma madame quién afirma que hace ‘sexo completo’, si se lo piden claro, que de momento parece ser que no está teniendo éxito y que las pocas llamadas que se han recibido son en plan morboso y solamente para saber si es verdad que la bruja es ahora ‘Dominatrix’. ¡Vivir para ver!