Desde hace años, Telecinco se ha convertido en la cadena reina de la telebasura. Tras su fusión con Cuatro, ésta perdió toda su esencia y pasó a convertirse en la hermana gemela de Telecinco. Todos han visto alguna vez sus programas, pero pocos lo reconocen. En Mediaset apenas hay espacio para la ficción o el cine. Desde hace un tiempo triunfan los realities y los programas de prensa rosa.

 realitytelecinco

Telecinco suma 17 meses consecutivos siendo líder en audiencias. Ni Antena 3 ni TVE pueden hacerle sombra. Es la ley de la oferta y la demanda y, eso Paolo Vasile, presidente de Mediaset, lo aplica al pie de la letra.

En el horario de prime time (22h-00h), Telecinco suele ser la cadena más vista. Y eso que emiten "Gran Hermano" tres noches por semana y, "Sálvame", otra noche más.

 

Muchos lo critican, pero lo consumen. Sino, sería imposible entender las audiencias estratosféricas que cosechan estos programas. Tras adquirir Cuatro, Vasile decidió impregnar esta cadena con productos similares a los de Telecinco. Programas como “¿Quién quiere casarse con mi hijo?”, “Tres princesas para un príncipe” o “Adán y Eva” desfilan por la parrilla de Cuatro y sirven como trampolín para que sus concursantes den el salto a Telecinco.

 

Mediaset es una fábrica de personajes, que luego acaban participando en más realities, según su popularidad en las redes sociales. Ya hemos visto a diferentes participantes de docu-realities de Cuatro participando en los realities estrella de Mediaset ("GH Vip" o "Supervivientes").

Vídeos destacados del día

Justamente el año pasado, "GH Vip" abría sus puertas con Coman (ex de "Adán y Eva") tal y como Dios le trajo al mundo.

Y sino los crea, los adquiere fácilmente. Vasile les ofrece un sueldo exagerado por entrar en la casa más famosa de España. Fran Nicolás ganaba alrededor de 4.000 euros por día, mientras que Belén Esteban se embolsaba unos 65.000 euros por semana. Unos sueldos inhumanos para los tiempos que corren. Otro caso peculiar es el de Ylenia. La ex de "Gandía Shore" aprovechó su fama y lanzó una canción, consiguiendo ser número uno en ITunes y más de 13 millones de reproducciones en Youtube. 

 

Todos los españoles conocen a Jorge Javier Vázquez. Su programa estrella, "Sálvame", lleva 7 años liderando las tardes, a pesar de emitirse en horario de protección infantil. Ha recibido muchas quejas, ha aplicado algunos cambios, pero que no nos engañen, el contenido es el mismo.

 

El morbo y el sensacionalismo han inundado Mediaset. Tanto que incluso programas deportivos como “Deportes Cuatro” han empezado a utilizar las mismas armas.

Ahora lo que interesa es cuantas veces vomita Messi o cuantas veces viaja Cristiano a Marruecos. Peligroso. Tanto que el mismísimo Dani Alves los ha tildado de “puta basura”.

 

El éxito de Mediaset es un negocio redondo para Vasile, pero un fracaso para los periodistas sin trabajo o que luchan por un periodismo digno. Y sin olvidarnos de los niños, que crecen viendo las miserias y los romances de personajes absurdos. O los adolescentes, que viven tan pendientes de “Mujeres y hombres y viceversa”, que si su programa es aplazado por un accidente de avión en el que mueren 150 personas, se dedican a insultar a los fallecidos y a mostrar una profunda indiferencia ante una catástrofe como ésta. Preocupante.

 

Se han perdido los valores, lo único que importa es ser el que más audiencia consigue y el que más dinero factura. Estamos creando una sociedad con unos valores pésimos. La Televisión ya no educa, simplemente, entretiene.