Que El Ministerio del Tiempo ha supuesto un antes y un después en el mundo de la ficción televisiva en España es algo que, todos los que somos ministéricos (nombre que reciben los fans de la serie en nuestro país), no dudábamos de que iba a pasar. Así lo atestiguan el casi millón y medio de espectadores que se agolparon delante de la tele el lunes pasado, en concreto 1.356.000 personas. Pero que el éxito de la serie iba a traspasar fronteras es algo que no nos acabábamos de creer.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Pero parece que sí, que las expectativas creadas por la serie ideada por Javier y Pablo Olivares, en el resto del mundo, son ya una realidad. Así, son ya varias las productoras internacionales, que se han interesado en las aventuras de Julián, Alonso y Amelia y que estarían dispuestas a comprar los derechos de adaptación para poder realizar una versión propia de la serie, con las particularidades del país en el que se emita.

Onza Partners, la productora encargada de la elaboración de la serie ha recibido ofertas formales de compra de derechos de productoras norteamericanas y portuguesas. En concreto la productora Veralia, que ha llevado a la Televisión programas como 21 Días o Conexión Samanta y que forma parte del grupo de distribución donde se incluye Onza Partners, sería la encargada de realizar el formato en Portugal y de llevarlo a Estados Unidos en colaboración con una productora estadounidense. 

Por otro lado esto no acaba aquí. La serie podría también venderse a más países europeos, según ha dejado saber la productora Onza Partners. Así parece que se van a abrir negociaciones, si no se han abierto ya, para poder exportar el formato a Alemania, Francia Italia e incluso China. Pero de momento habrá que esperar a ver en que queda.

Vídeos destacados del día

Lo que sí que se ha podido confirmar es que, la agencia de contenidos latinoamericana Room Service, va a distribuir la serie por toda las zonas de sudamerica y latinoamerica donde alcance su red de distribución.

Ya podemos decir que el éxito de El Ministerio del Tiempo traspasa fronteras.