Nueva polémica en la casa. Como si hubiéramos cogido el Delorean y nos hubiéramos trasladado a dos meses atrás a esta misma casa de Guadalix de la Sierra, ha vuelto a haber 'tocamenientos' entre dos hombres en Gran Hermano VIP 4.

Si entonces los protagonistas eran Han y Aritz, quienes ahora disfrutan abiertamente de su relación, ahora los que han protagonizado una historia que podría pasar por acoso han sido dos de los mejores amigos que hay en esta cuarta edición de la versión VIP del reality decano de la televisión en España. Hablamos, como no, de Sema y Julián Contreras Junior.

Los hechos sucedían así. Con Julián lesionado y postrado en su cama, en un momento determinado, Sema, que venía de darse un baño, no ha dudado en meterse en la cama de Julián para estar junto a él un rato.

Allí, poco a poco, el mejor amigo de Chabelita se ha ido calentando el sólo hasta el punto que, en un momento determinado, este no ha dudado en empezar a restregarle su pie por las partes nobles de un Julián que pronto se ha dado cuenta de lo que pasaba.

En ese momento, Julián no ha dudado en mandar a la cama a un Sema que continuaba buscando calentar al hijo de Carmina Ordóñez lo que ha llevado a este a tener que gritar al súper, avisando de que estaba sucediendo algo que contravenía todas las normas del concurso y que está sujeto a ser denunciado como acoso. Punto al que Julián no piensa llegar.

Al ver cómo su amigo estaba gritando al súper, Sema ha decidido parar, para a continuación ser llamado al confesionario para explicar el porqué de lo sucedido y de paso ser reprendido y advertido de que lo que había hecho podía costarle seguir en el concurso si así lo pedía Julián, lo que finalmente no ha sucedido.

Vídeos destacados del día

Después de disculparse, Sema ha asegurado que una vez se ha metido en la cama con Julián se ha sentido poseído y le ha dado un "yuyu" que le ha llevado a echarle la pierna por encima y masajear el miembro de Julián, al que asegura le ha gustado ya que ha llegado a notar algo "duro" mientras lo tocaba. ¿Habrá más tocamientos?