Es uno de los concursantes más carismáticos de la casa de Guadalix de la Sierra, y uno de los perfiles favoritos para hacerse con el codiciado maletín de los 300.000 euros. Pero no todo en la vida de Han Wang (21) ha sido de color de rosa. El chino 'granaíno' esconde más de un secreto relacionado con su pasado. Si dentro de la casa de GH16 no tuvo reparos en proclamar abiertamente su orientación sexual ni en confesar su atracción por Aritz, en la vida real no lo tuvo tan fácil.

Nacido en China llegó a España con 12 años de la mano de su madre Ana al pueblo de Armilla (Granada), donde fijaron su residencia. Hijo de un director de una empresa de construcción y una periodista, Han no tiene hermanos por la política china del hijo único.

A su llegada a la península, la adaptación de Han no fue del todo llevadera. El asiático echaba de menos Shángai, tenía problemas en aprender español, iba al colegio pero no entendía nada. La relación con sus compañeros de escuela no era del todo buena. Han se sintió juzgado por su aspecto físico y menospreciado por su condición sexual. 

"Al principio le molestaban continuamente. Le pedían que cantara en chino la canción de Doraemon y le llamaban Shin Chan" asegura su amiga Maribel para la revista Lecturas. Han ha podido superar las continuas burlas e insultos por parte de unos energúmenos, gracias al apoyo de sus amigos y profesores. Aún así, el popular concursante sufrió en sus propias carnes episodios de racismo, como que le prohibieran la entrada a una discoteca de la localidad por ser chino.

Vídeos destacados del día

Han salió del armario cuando se sintió confiado y protegido. "Han ha llorado mucho, pero se unió al grupo de 'raritos' donde nos hemos apoyado mucho", afirma Maribel. Preguntada por si ve posible un romance entre Han y Aritz, su amiga responde que al vasco le falta barriga para volver completamente loco al asiático.

Actualmente, Han estudia el grado de Ingeniería Electrónica en Madrid, donde tendría que haber comenzado el tercer curso. Es un estudiante de matrículas de honor, aunque destaca realmente por su carácter extrovertido y su sentido del humor. Su entrada en en el concurso no ha dejado a nadie indiferente suscitando cientos de comentarios en las redes sociales. Su madre Ana, solo pide que Han disfrute la experiencia pero que no descuide sus estudios. La audiencia solo pide seguir disfrutando al máximo de este peculiar concursante que ha derrochado alegría por los cuatro costados desde su entrada en la casa.