No hay espacio más desangelado en la noche del domingo que El Debate de GH 16 que ya ha comenzado a perder audiencia, aunque todavía no la suficiente pero si siguen por esa línea no hay duda de que lo van a conseguir.

Se pudo ver el pasado jueves como Mercedes Milá dejaba a la primera expulsada Maite irse de rositas, en una entrevista tibia que nos hizo añorar a la extravagante pero divertida Mercedes de hace unos años. Sorprendió que al final le dijese a la navarra que esperaba que Jordi González descubriese a la Maite que ella no había podido.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Jordi dijo ayer que aceptaba el reto pero le pasó el marrón al Tercer grado de la grada tal y como era de esperar.

Rápidamente se vio que el presentador no pretendía otra cosa que dejar a la ‘grada’ hacer su trabajo, el de él, claro.

Maite afirmaba no sentir ninguna vergüenza al ver sus vídeos, que no eran otros que aquellos en los que vociferaba. Los de consejos sexuales a su hija y los de las amenazas a sus compañeros, siguen suprimidos por la dirección del programa. Empezó la ronda de preguntas una Belén Rodríguez que parece hermana de J.J. Vázquez gracias a unos ojos extrañamente achinados y unas mejillas muy redondeadas, efecto del mismo exceso de toxina botulínica: ‘Botox’ para los amigos.

Todo iba igual de light que con Mercedes Milá hasta que Carmen Alcaide saltó: ¿Podemos pasar al ataque con la ‘elegida de Dios?’ respuesta del ínclito presentador: ‘La señorita Alcaide que se calle’ Así se conduce un debate ¡Sí señor! La misma maestría y profesionalidad que mostró en ‘Pasaporte a la isla’. Y claro está, Maite aprovechó la coyuntura para decir: ‘O me dejáis hablar, o no voy a hablar’ ‘Cuando hablo me gusta que se me respete y punto’.

Vídeos destacados del día

Carmen estuvo perfecta cuando Maite la llamó señorita y le contestó puesta en pie: ‘Primero: para ti señora y segundo: tengo ganas de ponerte las cartas sobre la mesa no como todos estos pelotas’. La grada ya no aplaudía excepto Matamoros que incluso se marco un baile con Maite. Al final Carmen pudo decirle lo que pensaba: Lo que más me ha flipado de tu paso por la casa es que el otro día le dijiste a Mercedes Milá "Oye, ¿qué hay de malo en que le diga a mi hija que 'coma piruletas'? Si 'comer piruletas' es sanísimo". Lo grave es que le dijeras a tu hija que comiera 'piruletas' para fastidiar a Raquel ¿Te parece bien ser la mamporrera de tu hija para fastidiar a otra mujer? Has sido la más machista de la casa’.

Maite no se avergüenza de ser la mamporrera de su hija es más, son tan afines que según ella hasta han compartido hombres, así en plural. Recordemos que la hija tiene solamente diecinueve años, al parecer muy vividos, eso sí. Carmen Alcaide fue la única que se mostró combativa frente a una mujer que no merece ningún respeto al comportarse con su hija adolescente como una ‘madame barriobajera’ que incluso hubiese llegado a protagonizar un trío con ella y con Suso en la casa. ¿Lo hubiese permitido Telecinco? Siempre nos quedará la duda.