En los pasados capítulos de “Amor a prueba” pudimos asistir a los juegos calientes que mantuvieron los jotes con sus joteados en el nido, mientras las parejas se encontraban expectantes y con tensión en el bunker.

Pudimos asistir a varios encuentros que elevaron muchísimo la temperatura pero desde luego uno de los más sensuales y, por qué no decirlo, erótico; fue el que mantuvieron Liz Emiliano y Matias Kosznik.

La morena eligió hace unos capítulos para jotear a Matias, a quien lleva rondando desde hace algunas semanas y ello no sentó del todo bién a Eugenia Lemos; quien considera a Liz Emiliano como una auténtica mujer.

A pesar de tener el corazón un tanto dividido entre Matias Kosznik y Michael Murtagh; Liz Emiliano no parecía dudar cuando quiso apagar la luz para en primer lugar llevar a cabo el juego erótico que se le proponía (morder el labio de Matias Kosznik), ni tampoco para ser besada quince veces por el que hasta ahora era la pareja de Eugenia Lemos.

En un primer momento Liz Emiliano pidió apagar las luces para poder besar a Matias Kosznik; pero antes tuvo tiempo para hacer gala de la natural provocación que lleva en la sangre esta “morocha” dominicana de “Amor a Prueba”.

Liz Emiliano tentó en un primer momento a Matias ofreciéndosele antes de besarlo, en una postura tan sumisa como provocativa. Posteriormente encogió su pierna para morderle definitivamente el labio mientras lo asía para sí.

Vídeos destacados del día

No terminó ahí el juego de “la pantera” que pidió a Matias que se tumbara en el suelo para quedar a su merced. Posteriormente se le acercó rondando y dejando caer su pelo sobre su cara hasta besarlo pasionalmente (y bueno ya que estaba…) morder su labio, poniéndose de manifiesto que Liz no solo se reivindica como una mujer pasional por naturaleza; sino como casi una diosa de lo erótico.

Matías se levantó un tanto de improviso y volvió a hacer gala de una extraña conducta en la que se deja hacer pero no quiere nunca tomar una decisión (puede que para no parecer culpable); sin embargo es probable que los juegos de Liz calentaran en exceso a Matias que se proponía atacar, y desde luego algo de su propósito consiguió.

Cuando tocó a Matias besar a Liz (con besos que según las normas, no tenían que ir solamente a la cara o el cuello) este vio que la pelota pasaba a su campo.

El concursante de “Amor a Prueba” invitó a Liz Emiliano a tumbarse y empezó a besarla desde cerca de las piernas hacia arriba.

No tuvo inconveniente en empezar a subirle su vestido con una mordida y luego jugueteó provocativamente cerca de su torso y se regodeó por su cuello lo que provocó que tras unos minutos de contacto Liz rodara sobre si misma y se incorporara un tanto sobresaltada.

Lo que nos dejó bastante asombrados (aunque después de todo el ceremonial era esperable) fueron las frases de Liz; que dijo a Matias “tu no sabes lo que me ha pasado” para posteriormente recordárselo ya otra vez en el nido con todos los participantes. “Tu no sabes lo que me ha ocurrido a mi en el suelo”.

No podemos conjeturar pero las actuaciones de uno y otro rozaron lo orgásmico en esta última jornada.