Ahora estamos acostumbrados a acercar el personaje de Pepa a la cara de Megan Montaner, pero ese rol debía ser de Alejandra Onieva. A decirlo es la misma Alejandra en una entrevista por una transmisión italiana, "Verissimo", donde habla también de su vida. La chica había cumplido dieciocho años de edad cuando fue llamada a presentarse en la audición de la telenovela "El Secreto de Puente Viejo". Dejó los estudios y la universidad para devenir actriz. Para ella era la primera experiencia artística.

Anuncios

De pequeña comenzó a estudiar recitación, el sacrificio y el compromiso eran inconmensurables, no podía perder una oportunidad favorable.

Estaba estudiando Publicidad, Relaciones Públicas y Moda, decidió de dejar de lado los libros y prepararse profesionalmente para afrontar la audición. Alejandra Onieva se presentó para el rol de Pepa, pero por sus maneras suaves, por su aspecto muy aristocrático, por su elegante porte, fue elegida para interpretar el rol de Soledad Castro. El personaje inmediatamente le trajo mucha suerte.

Hoy Alejandra Onieva tiene veintidós años y desde cuatro años tiene un rol fijo en la telenovela. A pesar de Soledad es hermosa e inteligente, su vida no es satisfactoria. Los momentos más felices los pasó con Juan. Después de su muerte, ella no tiene más gana de vivir, Olmo para olvidarla se consuela con Pia, mientras que Soledad encuentra una luz de esperanza en las teclas del piano. Al contrario Alejandra Onieva es una persona alegre y divertida. A pesar de la gran popularidad que ha conseguido con El Secreto, se define una chica normal, le gusta salir con los amigos, ir a bailar, ir al cine y comer pizza y sushi.

Anuncios

El domingo prefiere dedicarlo a su familia, pasar el día con mamá y papá. Después de El Secreto, Alejandra Onieva recitó en una película titulada "Por un puñado de besos" con Megan Montaner. Recientemente es protagonista de una nueva serie TV. La relación con sus colegas es extraordinaria, en particular, es muy amiga con María Bouzas, mujer Francisca en la telenovela.

Como todas las chicas, también Alejandra Onieva tiene algunos sueños y espera de realizarlos. En particular, le gustaría tener cinco hijos.

En este momento está ligada sentimentalmente de más de cuatro años, con el modelo Nicolas Labelle; y ¿quién sabe si al final no va a ser el padre de sus bebés? En la vida Alejandra Onieva se siente atraída por la figura de Papa Francisco. Su deseo es de volver a Roma. A ella le gusta mucho viajar y cuando tiene tiempo organiza algunos viajes, especialmente en Estados Unidos. Ella está estudiando inglés y le gustaría aprender también italiano, para poder algún día trabajar en Italia.