Los disturbios provocados por grupos violentos en Sevilla ya han sido denunciados ante las autoridades judiciales, tras haber sido identificados dos de los integrantes. Los jóvenes radicales tiraron bengalas, petardos y además quemaron un contenedor para protestar en contra de las medidas del Gobierno para poner fin a la pandemia provocada por el coronavirus. Ocurrió en el barrio de Pino Montano y en principio se trataba de una manifestación pacífica, pero los integrantes, casi todos jóvenes, acabaron provocando un buen desorden. Botes de humo, fuego y mensajes de rechazo al Gobierno. Así puede resumirse el día de ayer en Sevilla.

Los vecinos, alarmados ante los disturbios de Pino Montado

La comunidad de vecinos, "Pino Montano en lucha", convocó la manifestación a través de las redes sociales, y ha sido, precisamente a través de las mismas, como la policía ha podido identificar a los autores de los disturbios. En principio, la policía ha podido recabar información acerca de los individuos responsables de los desórdenes públicos, lo que ha permitido denunciar a dos de los participantes. En estos momentos, continua abierta la investigación. La plataforma vecinal tenía permiso para convocar una manifestación pacífica, solicitando el consentimiento para poder asistir con mascarillas y respetando en todo momento la distancia social de 1'5 a 2 metros.

Pero según los vecinos, de pacífica tuvo más bien poco, la protesta. Más de 20 jóvenes reventaron la concentración con claras muestras de violencia.

'Menos policía y más sanidad', gritaban los autores de los disturbios

Al grito de “menos policía y más sanidad”, decenas de participantes en los disturbios, lanzaban botes de gas y tiraban bengalas reivindicando que tenían todo el derecho a protestar en las calles.

Y lo que se trataba de una simple concentración para apoyar a los vecinos de Pino Montano, acabó por convertirse en un campo de batalla que, de manera violenta, protestaba por la mala gestión del ejecutivo. La clase obrera y trabajadora pretendía defender los negocios y las familias, pero los actos violentos de algunos de los participantes, reventaron la manifestación, sembrando el pánico entre los vecinos.

Las redes social se hace eco de los disturbios y esta es su reacción

Fueron muchos los que expresaron su disconformidad con los responsables de los disturbios a través de las redes sociales, en especial Twitter. Así, se podían leer infinidad de tuits en contra de la manifestación y de los violentos y a favor de los vecinos. Las fuerzas de seguridad tardaron casi una hora en controlar a los jóvenes, que a botellazos y gritos, atemorizaron a un barrio obrero y tranquilo como es el de Pino Montado.

La policía tuvo que quedarse toda la noche vigilando con el objeto de evitar nuevos incidentes.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!