¿Cuántas veces has tenido que dejar aparcadas ciertas prendas porque no son las que más te favorecen? Conocer tu cuerpo para enfatizar aquellas zonas que más te interese potenciar te ayudará a sacar todo el partido a tu físico armonizando tus Proporciones, además de evitarte dolores de cabeza, pérdidas de tiempo y de dinero.

¿Quieres descubrir cómo lograrlo? A continuación, te resumo las principales líneas maestras que debes tener en cuenta al vestir en función de los 4 tipos mayoritarios de cuerpos de mujer.

¿Triángulo o triángulo invertido?

Si tienes poco pecho, una cintura bien definida y tus caderas son prominentes tu cuerpo tiene forma de triángulo.

En tu caso, debes optar por aquellas prendas que consigan equilibrar el exceso de volumen de la parte inferior. Lo lograrás si te afanas en centrar la atención en tus hombros y en tu pecho con escotes de todos los tipos, chaquetas con detalles en los hombros y tops de colores claros.

Evita las blusas o camisas que terminen en la cadera porque la marcarán aún más. Los pantalones que más te favorecen son los de talle alto, rectos y de colores oscuros. Las faldas deben nacer en la cintura, nunca en la cadera.

Si, por el contrario, te ocurre justo lo contrario: que el mayor volumen lo tienes en los hombros y tus caderas son estrechas, deberás seguir las pautas contrarias a las mencionadas anteriormente.

Emplea colores claros para las faldas y pantalones y oscuros para las camisetas, camisas y tops. Huye de los pantalones de talle alto y de los tops de volantes o de tiras.

Para las peculiaridades de tu cuerpo las prendas que más te favorecen son los pantalones y faldas con bolsillos, en estampados de flores, rayas o lunares, tan de tendencia actualmente.

Los vestidos que nacen debajo del pecho también te van bien.

¿Eres una Barbie?

Existe un privilegiado grupo de mujeres en el que se guardan las proporciones entre los hombros y la cadera, siendo la cintura bien definida. Si perteneces a este colectivo de Barbies tienes más facilidades a la hora de elegir ropa, ya que te sentarán igual de bien las chaquetas entalladas como los wrap dress, los vestidos envolventes tipo kimono japonés.

Los escotes en V, los cinturones anchos para marcar curvas y los tops de colores oscuros también te favorecen.

La cuarta modalidad de cuerpo es el denominado "rectángulo": el pecho y las caderas están proporcionados pero la cintura no está definida, por lo que las curvas son poco apreciables.

Si te identificas con esta tipología morfológica todos tus esfuerzos al vestir deben centrarse en enfatizar la cintura para crear una silueta más sinuosa y sexy. Para ello, recuerda evitar las líneas rectas y los tejidos rígidos. Decántate por los vestidos a capas o entallados, los escotes en V, los tops asimétricos o con volantes y los jeans de pitillo y de talle alto.

Como ves, no resulta tan complicado resaltar tus puntos fuertes y disimular los débiles para lucir impresionante.

¿Has tomado nota?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!