El Closet más grande de América se encuentra en Houston, Texas y le pertenece a Theresa Roemer, una exitosa empresaria dueña de centros fitness, líneas de ropa, supervisora del desarrollo de varias marcas de estilo de vida y con tres libros de su autoría.

El equipo de la revista online Insider echó un vistazo a este lindo vestidor. El closet cuenta con tres pisos y unos 280 metros cuadrados aproximadamente.

Construirlo costó mil millones de dólares. Su parecido con las tiendas departamentales lujosas es increíble. Roemer se declara fan de las tiendas Neiman Marcus, donde puedes comprar los últimos estilos de los mejores diseñadores, y por eso diseñó el closet de esa manera. Definitivamente un lugar dónde muchas mujeres quieren entrar, pero ninguna quiere salir.

El equipo de la revista online Insider echó un vistazo a este lindo vestidor y aprovecharon para hacerle una entrevista a Theresa Roemer.

Primer piso

En el 1er piso nos encontramos con la parte de joyería y carteras. En un lado podemos observar una estantería de anillos. En especial, uno de tanzanita que está valorado en 80mil dólares. Lo que le hace recordar a Roemer una anécdota graciosa sobre su esposo y dice “No me gusta que mi esposo me dé más regalos, porque él no puede” y muestra otro anillo de tanzanita con una piedra mucha más pequeña.

“Mi padrastro le dijo a mi esposo “En serio, Lamar, ni siquiera puedo ver la piedra”” y es por eso que le dije “querido, no me vuelvas comprar regalos, yo los consigo por mi cuenta”” y se ríe. También podemos observar relojes de primera, como uno de Chanel de diamantes valorado en 25mil dorales o un Rolex con de esferas azules con un costo de 7mil dólares.

Al otro lado, tiene una colección de carteras y están agrupadas por diseñador.

De Hermes tiene unas 50, de las cuales su favorita es un bolso de viaje que le contó unos 60mil dólares. Tiene su propio gancho como en las tiendas para poder alcanzar las carteras que se encuentran en la parte superior. En esta colección, su posesión más preciada es una cartera de Louis Vuitton que compró a los 19 años, pero casi ni la ha usado, ya que representa lo duro que trabajó para ahorrar y comprarla.

Segundo piso

En el segundo piso es “donde ocurre la acción” según la empresaria. Allí podemos encontrar un pequeño bar para tomar champán, zapatos, cinturones y ropa en general. La colección de zapatos es impresionante y está conformada por 560 pares y cientos de ellos son de Louis Vuitton. Tiene unos tacones altos edición limitada de Louis de 4mil dólares o unas estrafalarias botas negras llenas de pedrería valorada en 4 mil.

También hay excentricidades como unos tacos altos de cabello real de pony o unos tacones de cristal de 5 mil dólares. En el otro lado están los cinturones, muchos de ellos son de Hermes de 1300 dólares cada uno, pero también hay marcas como Fendi, Gucci y Chanel.

Una de las razones reales por las que se decidió hacer este closet fue para devolver de alguna manera todo lo que ha recibido a lo largo de su vida. En este lugar ha tenido la oportunidad de llevar acabo recaudaciones de fondos importantes, ya que las mujeres pueden pagar mucho dinero para pasar un rato el “Closet más grande del mundo. He tenido alrededor de 200 mujeres. Meses atrás recaudé 40 mil dólares en cosas para un Hogar de mujeres en Downtown, Houston”, comentó Roemer agradecida por la oportunidad de dar de vuelta lo recibido.

Tercer piso

Y el recorrido llega a su final en el tercer piso, donde encontramos chaquetas y abrigos de pieles, reales y sintéticas que van entre 200 a 500 dólares. El abrigo más caro de este guardarropa tiene un valor entre 60 a 68 mil dólares. Y no podría faltar un sombrero grande al mejor estilo del Derby de Kentucky, una famosa carreras de caballos estadounidense.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más