Los ácaros son uno de los peores enemigos del hombre, la presencia de estos insoportables y minúsculos invasores le puede impedir a una persona incluso dormir bien. Aunque ellos son invisibles ante la vista de una persona están allí y se hacen sentir. Los puedes sentir caminando sobre tu cuerpo cuando estas acostado en la cama ya que uno de sus sitios preferidos son los colchones de la casa. También pueden habitar en la ropa molestándote todo el día al sentirlos sobre la piel.

Los ácaros son responsables de alergias y el asma

Una vez que aparecen no es fácil eliminarlos pero tampoco es imposible, los ácaros son bacterias y no te imaginas cuántos de ellos puedes tener en casa sin darte cuenta, sobretodo en colchones viejos y llenos de polvo.

Pero tranquilo llego el momento de eliminarlos sin importar la antigüedad de tu colchón ellos sencillamente tendrán que irse. No solamente son molestos al hacer contacto con la piel sino que además ponen en riesgo la salud de una persona pudiendo ser los responsables de fuertes y peligrosas alergias [VIDEO]. Cuando ellos mueren la piel y el esqueleto de los ácaros quedan arraigados a la superficie del colchón y sabanas convirtiendo tu cama en un foco de infecciones respiratorias, alergias y asma en personas propensas a sufrir alergias.

Recomendaciones básicas para eliminarlos

Para eliminarlos para siempre es necesario que sigas algunas recomendaciones que te ayudaran en este tema, el principal lugar de habitación para los ácaros es el colchón de tu cama, por eso es importante que lo desinfectes, lo primero que puedes hacer es que cada mañana al despertar abras las ventanas de la habitación para que circule el aire y se ventile tu colchón, si es posible quita la sabana del colchón y espera por lo menos 2 horas para colocarla de nuevo.

Otra clave para evitar que aparezcan es cambiar 1 vez por semana las sabanas que usas para dormir, así evitaras su presencia al lado tuyo a la hora de dormir. Como el colchón es el lugar donde más presencia de ácaros podrás encontrar, entonces asegúrate de desinfectarlo, para hacerlo usa un vaso con bicarbonato de sodio, 5 gotas de aceite esencial o té de árbol, y un recipiente con tapa, mezcla bien los dos ingredientes dentro del recipiente y prepárate para usarlo.

Lleva el colchón hasta un lugar al aire libre donde le pegue la luz solar y con el uso de un colador muy fino comienza a esparcir el polvo del bicarbonato sobre el colchón, déjalo así por una hora y luego has el mismo procedimiento por el otro lado del colchón. Repetir esta práctica una vez al mes será necesario para mantener tu colchón libre de ácaros. El bicarbonato elimina la humedad que le fascina a estos molestos ácaros para habitar, también elimina toda clase de bacterias y suciedades, mientras que el aceite esencial es uno de los mejores desinfectantes [VIDEO] naturales que podrás conseguir.