2

Citado en el Rig Veda y en los textos más antiguos de la India referidos a la medicina védica, el ghee es una mantequilla clarificada de abundantes propiedades terapéuticas y cosméticas. El secreto de suu éxito radica en la ebullición a la que se somete a la mantequilla para eliminar su proteína y separar la grasa de la leche. El resultado final es una mantequilla más duradera, digestiva, nutritiva y con infiniidad de aplicaciones.

Oro líquido para los hindúes

Esta modalidad de mantequilla purificada es rica en ácidos grasos Omega 3 y 6 [VIDEO], además de apta para los intolerantes a la lactosa. Al resultar tan digestiva te ayudará a revertir alteraciones gástricas como las gastritis o las úlceras de estómago.

Sin embargo, sus ventajas no quedan ahí. Su ácido butírico actúa como un antiinflamatorio natural convirtiendo al ghee en más que recomendable para los que sufren de síndrome de colon irritable, enfermedad de Crhon o colitis ulcerosa, puesto que es capaz de reparar y restablecer la microflora intestinal.

Además, recientes estudios le confieren el poder de inhibir enfermedades tan serias como el cáncer o las cardiopatías. La explicación es muy sencilla, y es que el ghee posee un alto contenido en grasas monoinsaturadas, de comprobados efectos cardio protectores.

Está compuesto por varios minerales y vitaminas A, D, E y K de carácter Antioxidante que, por lo tanto, regeneran el tejido dañado, ralentizan la nocividad de los radicales libres y mejoran el funcionamiento de pulmones, hígado y sistema inmunológico.

Completan la batería de beneficios del ghee que:

  • Lubrica las articulaciones evitando lesiones como esguinces y luxaciones.
  • Coadyuva en los procesos naturales de depuración del hígado y los intestinos al facilitar la eliminación del exceso de bilis.
  • Acelera la recuperación tras anemias o alteraciones en la composición de la sangre.
  • Favorece el correcto funcionamiento de la médula ósea y del sistema nervioso.

¿Sabes que, incluso, mejora la memoria y los procesos cognitivos? Los hindúes conocen bien la capacidad del ghee para inducir a la meditación.

Propiedades dermocosméticas

Su textura untuosa facilita su aplicación tópica. Sin embargo, no se trata de una crema más. En poco tiempo conseguirá aliviar las quemaduras [VIDEO], la piel irritada por alguna alergia, las erupciones o los eczemas. Resulta igualmente efectiva para acabar con las molestias de la vista cansada o la irritación ocular.

Como ves, todo un tesoro misterioso cada vez más conocido y empleado en Occidente.