Para un vientre plano, hay unos consejos que puedes seguir. Si intentas tener un vientre plano, debes saber que la grasa abdominal es la más difícil de eliminar.

Mucha gente hace ejercicio y tiene una dieta sana, [VIDEO] pero incluso así no obtiene resultado alguno. Ocurre que te esfuerzas muchísimo para mantenerte en forma y la barriga no desaparece.

Pero no hay de que preocuparse porque lo único que hay que hacer es renovar los hábitos alimenticios. Empezaremos poco a poco y no esperes que se vaya la grasa de un día para otro, ya que no será posible y solo conseguirás desilusionarte.

Es importante que no dejes de hacer deporte, no sólo por el hecho de querer perder peso, sino porque ayuda a mantenernos fuertes y saludables.

Así que una vez dicho esto, tomás nota y descubre los platos que debes evitar ingerir.

Un truco para engañar al organismo es mascar chicle, no es una comida pero mientras lo haces tu cerebro piensa que tu estómago va a obtener alimento y como consecuencia elimina el efecto de hambre, aunque no debemos abusar de él.

No comas alimentos altos en sodio, pero no lo restrinjas por completo de la DIETA, hay que tomar 2 gramos de sodio al día en caso de no padecer hipertensión, para estos últimos la dosis sería menor y es la manera de evitar problemas cardiovasculares. Solo basta con no tomar comidas enlatadas y esquivar las grandes cantidades [VIDEO] de azúcar, sobre todo porque también favorecen la retención de líquidos impidiendo la reducción de grasa.

Elude las comidas rápidas como las hamburguesas y las pizzas, pues tienen muchas calorías y también pueden traerte problemas de salud en el corazón o incluso algún tipo de cáncer.

El alcohol es otro de los elementos que no podemos permitirnos tomar si queremos bajar el volumen de nuestro vientre, porque cuesta mucho quemarlo y hace que nuestro cuerpo enfoque su esfuerzo en eliminarlo mientras deja de lado a la grasa que se va acumulando.

Intenta no tomar bebidas carbonatadas como la soda, la cola, o cualquier refresco que contenga gas aunque sean bajas en calorías, porque ralentizarán tu metabolismo y tu cuerpo ganará gordura.

Si te gustan las salsas, bajo ningún concepto acompañes ninguno de tus platos con mayonesa ya sea natural o envasada, ni cualquier otro tipo de salsa que no sea de tomate natural hecha por ti. En su lugar puedes tomar un chorro de aceite de oliva.

Los fritos absorben las grasas saturadas, así que por muy buenas que estén esas patatas fritas, intenta no sucumbir a la tentación.

Dile adiós al helado que solo tiene grasa y azúcares. También hay otro tipo de alimentos que hacen que se inflame nuestro vientre, pero solo de gases. Así que mantente alejado de los frijoles, col y trigo.

Aunque si no tienes problemas de hinchazón por gases, puedes consumirlos perfectamente.

Por último, no pienses que los productos sin azúcar evitan la grasa, pues tienen sustitutos de esta que pueden dañar tu cuerpo y hacer aumentar tu estómago. Lo mejor es cambiar el azúcar por un poquito de miel.

Y recordad, todo esto debe ir acompañado de un poco de ejercicio, pero sobre todo constancia. [VIDEO]