Hay muchas opiniones respecto al buen o mal uso que hacemos al rellenar las botellas de agua mineral de plástico pero en muchas ocasiones esas opiniones no van acompañadas de argumentos. Por ello vamos a intentar dar luz al tema y explicar aquí los tres factores a tener en cuenta.

Material del envase, posible introducción de microorganismos y reutilización con líquidos tóxicos. Empecemos por este último punto. En algunas marcas de agua mineral se indica la no reutilización para evitar el relleno con líquidos tóxicos, ya que volver a llenar las botellas de agua mineral con otros líquidos tales como limpiadores o desinfectantes de similar aspecto al agua pueden producir un accidente doméstico con graves consecuencias.

Se han dado casos de ingesta de líquidos corrosivos que han producido quemaduras e intoxicaciones con consecuencias y daños irreparables.

Respecto al segundo punto, introducción de microorganismos, al beber directamente de la botella, se produce una introducción de microorganismos dentro de la botella y éstos proliferan libremente debido a tres factores: luz, humedad y tiempo. Por ello, el tiempo de renovación del agua es un factor importante. También cabe señalar que el cristal es un material en el cual los microorganismos tienen mayor dificultad para adherirse que en los plásticos. Por último, el material del envase se señala con un indicador bajo el recipiente que indica el tipo de material usado. El material recomendable para alimentación es el que esta indicado con el número 1 dentro de un triángulo.

Vídeos destacados del día

Esta nomenclatura indica que su composición es tereftalato de polietileno (PET) y no contiene bisfenol A, compuesto orgánico que muchos países catalogan como perjudicial para la salud.

Teniendo estos tres factores en cuenta, podremos decidir en qué casos rellenar una botella de agua mineral de plástico o no. Por último, no hay que olvidar que es importante hacer un comprobación visual del envase, ya que puede tener otro tipo de daños tales como deformaciones debido a la exposición a altas temperaturas.