Con la llegada del invierno muchas gente decide apuntarse al gimnasio para ponerse en forma antes de que vuelva a llegar el verano. Sin embargo, lo más normal es que la gente se vuelva perezosa y acabe prefiriendo ver una película antes que ir al gimnasio o salir a caminar al campo. Si tu eres de esas personas a las que le cuesta mantener el ritmo en invierno, en este artículo te muestro 5 sencillas maneras para mantener tu cuerpo en forma sin necesidad de salir de casa.

1. Para trabajar los músculos del cuerpo basta con que cojas dos botellas de agua y las metas en dos bolsas. Luego levante el peso a la vez que metes la barriga hacia dentro y tensas los músculos de los glúteos.

Si tu casa tiene escaleras también puedes subir y bajarlas de puntillas para fortalecer los músculos de las piernas.

2. Pégate un sprint en casa. Si tu casa tiene un pasillo largo puedes utilizar este método para acelerar la quema de grasas que hace tu cuerpo. Alterna ritmos muy flojos con un pequeño sprint de vez en cuando. Si no dispones de pasillo en casa siempre puedes hacerlo cuando vayas por la calle y llegues tarde a alguna cita o simplemente de camino al trabajo. No hace falta que lo hagas muchas veces, con alternar dos o tres veces es más que suficiente y además, ya no volverás a llegar tarde a ningún sitio.

3. Dale caña a los glúteos. Uno de los ejercicios que más podemos realizar en casa. Si quieres tener un glúteos y piernas firmes, basta con que realices series de 15 o 20 sentadillas a intervalos de 10 minutos cada una.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, este método requiere que seas constante y que lo realices todos los días puesto que si no lo haces, no verás los resultados deseados.

4. Abdominales para dormir mejor. Hacer abdominales antes de dormir serán el mejor remedio contra el insomnio ya que son un deporte que no resulta muy cansado pero que te provoca el suficiente esfuerzo como para que luego tu cuerpo caiga como un bebé en la cama. Para hacerlos basta con que te tumbes en el suelo con los codos apoyados y el culo y las piernas levantadas. Si consigues aguantar 5 minutos al día, verás como no vuelves a quejarte de tener michelines.

5. No renuncies al cardio. Para practicar ejercicios de cardio no hace falta ir al gimnasio ni salir a la calle a correr. Simplemente basta con que tengas buena música para bailar y le des al play. Si además le añades un par de pesas mientras lo haces, conseguirás matar dos pájaros de un tiro.

Como veis son cosas muy sencillas y que apenas requieren media hora de nuestro tiempo. Ya no os quedan más excusas para no practicar deporte. #Google #Calidad de vida #Mas deportes