La mayoría de mujeres desean tener los pechos más grandes. Sin embargo, las mujeres que poseen grandes pechos, saben perfectamente que pueden sufrir grandes problemas de salud, tales como lesiones de espalda, hombro, cuello.

Si bien hay algunos inconvenientes potenciales para el procedimiento de reducción de mama,  los resultados suelen ser positivos. 

En una investigación del año 2013 realizado en la Universidad de Ohio, se valoró que más del 80% de las pacientes estaban contentas con el resultado final.

La reducción hace que la mujer tenga más confianza en sí misma, autoestima y mejora de salud, vamos a indicarte en este artículo 10 cosas adicionales que suceden después de hacerte una reducción de pecho.

 1 El ejercicio se realiza más fácilmente

Cuando se tienen los pechos muy grandes, es difícil hacer ejercicio físico, ya que acentúa el dolor en cuello, espalda y hombros, además de una hipersudoración en la zona.

Según un estudio en el año 2012 por la revista Annals of Plastic Surgery, observaron un aumento de la actividad física después de someterse a una operación de reducción de pecho.

 2 La ropa queda mejor

Muchas mujeres que tienen pechos grandes, a menudo tienen dificultad para encontrar  camisas y vestidos que les queden bien.

Después de la cirugía, es una historia diferente.

 3 Podrás comprar sujetadores nuevos

Las tallas muy grandes son muy difíciles de encontrar y, si hay disponible, estas prendas de grandes dimensiones suele costar hasta 100 euros.  Después de la reducción de pecho podrás comprarte sujetadores en centros comerciales tranquilamente.

 4 Adiós a la marca en los hombros

Los sujetadores no se adaptan con totalidad en los pechos grandes, haciendo que los tirantes se hundan en los hombros, creando unos antiestéticos surcos en ellos.

Vídeos destacados del día

Después de una reducción de pecho, el sujetador se adaptará mejor a tus senos y desaparecerán estas marcas feas.

 

 5 El tamaño deseado tarda un tiempo en conseguirse después de la operación

El medico te aconsejará previamente que tamaño de senos será el ideal para ti, ya que debe tener en cuenta tu constitución y de que tejido se componen tus pechos. Si deseas adelgazar posteriormente a la operación, debes indicárselo a tu medico estético, para tener un control de la bajada de peso para llegar a tu cuerpo deseado de una forma saludable y sin secuelas.

 6 Los pechos cambian con la edad

Sólo porque te hayas sometido a esta cirugía,  no significa que tus senos permanecerán así para siempre.

Durante la vida de una mujer, los cambios hormonales  pueden causar que tus senos se caigan o crezcan. 

 7 Los pezones pueden sensibilizarse más…e incluso entumecerse

Un  estudio del año  2012 encontró que, si bien puede haber una pérdida de la sensibilidad en un primer momento, la mayoría de las mujeres lo recuperan  después de 12 meses.

 8 Vas a tener más confianza…. O no

Más grande no siempre significa mejor. De hecho, un estudio realizado en 1998, encontró que las mujeres que se hacían una reducción de pecho, se sentían peor sobre sus cuerpos, por desgracia, hasta el punto en el evitaban los lugares públicos y reuniones sociales.

 9 Puede que no seas capaz de amamantar

Si en la operación se elimina el pezón de la mama, no serás capaz de amamantar.

Pero si se mantiene el pezón intacto, las probabilidades podrían ser mayores de lo que parece.

10 El sexo puede ser mejor

Muchas mujeres que se someten a una reducción de senos, se sienten mejor acerca de su salud sexual en la post-cirugía, según el estudio de 2013 realizado por investigadores de la OSU. De hecho, a menudo dicen sentirse más atractivas, confiadas y sexys.

  #Medicina