Se  conoce como Síndrome del Alcohol Fetal y se refiere a los problemas de salud que tienen los hijos de las madres que han bebido alcohol durante el embarazo.

De sobras es sabido que cuando una mujer está embarazada no debe consumir ni tabaco ni alcohol pero aunque parezca surrealista hay muchas mujeres que hacen caso omiso a estos consejos y no les importa seguir bebiendo cuando están embarazadas.

La Fundación Pernord Ricard, que se encuentra en México, quiso emitir un comunicado ante la gravedad del asunto para concienciar a las madres que dejen de beber bebidas alcohólicas cuando estén embarazadas. 

Rusia es uno de los países con mayor caso de Niños con síndrome de Alcohol fetal.

Hay que concienciar a las madres de los riesgos que comporta y educarlas para que intenten ser menos egoístas y piensen en sus hijos y no sólo en ellas.

En el siguiente vídeo os dejo una de las campañas que se usó para prevenir los casos de SAF. 

Esta enfermedad trae graves problemas en los niños entre las cuales destacamos la discapacidad intelectual, la falta de atención, las alteraciones físicas de los bebés, los problemas que tienen para poder aprender y la incapacidad para poder adaptarse a la sociedad. Es mucho más grave de lo que en principio uno pueda imaginarse por beber. Por eso es tan importante hacer llegar el mensaje a todas las madres del mundo.

Las madres son las responsables de lo que les ocurra a sus hijos y son las que deberían protegerlos, no hacerles daño.

Según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, sólo en EE.UU. hay más de un 5% de niños con problemas de retraso mental por culpa de madres que no dejan de beber mientras están embarazadas.

Vídeos destacados del día

Es más, la Organización Mundial de la Salud lo detecta como uno de los problemas que la Salud Pública debe tener en cuenta y poner medios para reducirlo.

Podemos hacer frente a esta enfermedad poniendo un poco de cabeza y haciendo que las madres que no la tienen la puedan usar al menos cuando se quedan embarazadas.