La ansiedad es uno de los mayores enemigos del bienestar en la sociedad actual. Un problema que puede producirse en el ámbito profesional o personal. El mejor modo de tratar la ansiedad es apostar por hábitos positivos para su prevención.

La ansiedad también puede estar vinculada con las condiciones de trabajo precarias que tienen algunos empleados y la inestabilidad laboral en un contexto de crisis. Otros elementos que pueden influir en el malestar emocional son: individualismo en el ámbito laboral, mala relación con el jefe y agotamiento psicológico por el exceso de rutina. ¿Cómo prevenir la ansiedad?

Uno de los hábitos más importantes para reducir la ansiedad es tener un descanso adecuado estableciendo unos horarios habituales de sueño.

Es recomendable despedir el día con relax evitando tareas que supongan un esfuerzo extra. Por ejemplo, es positivo despedir el día disfrutando de un rato de lectura.

Realizar deporte y ejercicio físico permite poner en forma cuerpo y mente. Sin embargo, es recomendable no realizar ejercicio físico al final de la tarde.  

Es muy importante tener un diálogo interior positivo para tratar la ansiedad. Cualquier persona puede aprender a ser su mejor amiga. ¿Cómo lograr este objetivo? Potenciando la amabilidad en el trato hacia uno mismo.

Es muy importante tener una anticipación positiva del futuro en la toma de decisiones. El modo en el que una persona se predispone también ayuda a afrontar la realidad de una forma concreta.

Es muy importante reforzar el compañerismo en el trabajo ya que mantener lazos sólidos en el trabajo también aumenta el nivel de resiliencia personal frente a los síntomas de la ansiedad.

Vídeos destacados del día

Cualquier profesional se siente más fuerte a nivel emocional cuando sabe que cuenta con el apoyo de un buen compañero en la oficina a quien puede pedir apoyo en determinado momento. La compañía frente a la soledad es un estímulo terapéutico frente a la ansiedad.

Cuando el trastorno de ansiedad limita la calidad de vida personal de quien siente que no puede controlar las causas de su malestar, es recomendable hacer una terapia psicológica y pedir ayuda profesional para la ansiedad. En caso de no escuchar las señales de malestar a tiempo e intentar silenciar el conflicto interior, es posible que el malestar derive en depresión puesto que la suma del estrés, la soledad interior y la frustración puede debilitar emocionalmente.

Comienza cada día con una actitud optimista ya que el pensamiento positivo alimenta el corazón con esperanza. 

#Meditación