Desde hace muchos años han existido las personas que deciden no comer ni carne ni pescado, son los llamados vegetarianos. Pero no son sólo ellos los que renuncian al placer de la carne, también están los que tampoco comen huevos, leche o queso. Aquí nos encontramos con los veganos, que son aquellos que no comen nada que proceda de algún animal. ¡Nada!

Por si fuera poco, en los últimos meses se está haciendo paso una nueva filosofía de vida, el crudiveganismo. Como su propio nombre indica, "crudo" implica no comer nada que esté cocinado a más de 42ª y por supuesto que no sea animal.

¿En qué se basa su dieta? Frutas, verduras y semillas.

Basada en el 80/10/10, una dieta creada por el D.Graham con un 80% de carbohidratos, 10% de proteína y un 10% de grasas. Seguro que te estás preguntando de donde obtienen las grasas, pues bien las grasas la obtienen de frutas y verduras como el coco y el aguacate, los cuáles incluyen en multitud de recetas.

 Entre ellos predominan los batidos de frutas, muy utilizados en sus comidas diarias realizando combinaciones increíbles con multitud de frutas y verduras en un sólo bol. Incluso ya habrás oído algo de los "batidos verdes".

Esta moda se está haciendo particularmente famosas en América, en la que varias influencias en la red, como es el caso de FullyRaw y Rawvana, dos bloggers que llegan al medio millón de seguidores en instagram, twitter, etc. Por no hablar de su elevado número de visitas en sus cuentas de Youtube.

Vídeos destacados del día

¿Por qué han decidido este modo de vida? Según ellas (lo cual no quiere decir que sea 100% verdad ni 100% mentira), los productos animales son una fuente de grasas saturadas llenas de colesterol, al contrario que cualquier otro alimento exento de origen animal.

Además de, según ellas otros beneficios como: un pelo más fuerte, una cara libre de granos. etc. Por no hablar de la gran vitalidad y fuerza interior que posees y que te harán sentirte mejor contigo misma.

Lo que si está claro es que la fruta y la verdura es necesaria en nuestra dieta diaria. Quizás habría que replantearse incluir más de ella. ¿No creéis?  #Cocina #Secreto #Ecología