Como bien es sabido, el abuso excesivo de azúcar puede provocar trastornos alimenticios provocando hipertensión, colesterol u obesidad, etc. Pero por otro lado, según un estudio norteamericano publicado en el diario "Journal Clinical Endocrinology & Metabolism", el consumo de azúcar moderadamente puede tener efectos muy positivos como es el caso de las bebidas azucaradas como zumos o refrescos que pueden ser muy beneficiosas para combatir el estrés.

Según el estudio, es muy importante diferenciar entre las bebidas que han sido endulzadas con azúcar y las que han sido endulzadas con aspartamo (edulcorante no calórico) o que son dietéticas, ya que solo las azucaradas son las capaces de suprimir las respuestas a la hormona cortisol, es decir, al estrés.

El estudio experimental consistía en dar a un grupo de mujeres de edades comprendidas entre los 18 y 40 años durante un periodo de 12 días bebidas azucaradas a 8 personas y bebidas endulzadas con aspartamo a otras 11 mujeres. Durante todo el periodo las mujeres consumían las bebidas correspondientes en tres momentos del día diferentes: desayuno, almuerzo y cena.

Como consecuencia, los investigadores tras realizar exhaustivas pruebas llegaron a la determinación de que las mujeres que habían ingerido bebidas con azúcar tuvieron una disminución en la respuesta de cortisol y una aumento de la actividad del hipocampo (parte del cerebro implicada en los procesos de la memoria y sensible al estrés), en contraposición a las mujeres que habían consumido bebidas con aspartamo.

Como resultado a esta investigación, los expertos reflexionaron acerca de la clara influencia que tienen los hábitos alimenticios en el estrés y por tanto, las respuestas que cada uno tiene ante determinadas situaciones estresantes, ya que puede haber personas que no reaccionan o otras que lo hacen desmesuradamente.

Vídeos destacados del día

A pesar de estos resultados, esto no quiere decir, que debamos dejar de consumir ciertas bebidas ya que las reacciones normales al estrés son positivas para la salud.