El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha afirmado que será contundente contra los disturbios que se han suscitado por la detención del rapero Pablo Hasél, el pasado lunes en la Universidad de Lleida. Durante un acto en Mérida, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que para el Gobierno de España será inadmisible con cualquier acto de violencia que vaya en contra de la estabilidad de los ciudadanos españoles, porque eventos de ese tipo son un ataque directo a la democracia.

Sánchez ha reafirmado que España es una “democracia plena” por lo que subrayó que el Gobierno va a defender la democracia ante lo intentos por perturbarla a través de la violencia que se ha suscitado en las manifestaciones que exigen la liberación del rapero, Pablo Hasél, acusado de injurias a la Corona.

Las palabras del presidente del Gobierno son una respuesta a los argumentos polémicos que diera el vicepresidente segundo del Ejecutivo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la campaña catalana, cuando cuestionó “la normalidad democrática” española.

'La tarea pendiente de la democracia', según el presidente Pedro Sánchez

Sin embargo, el presidente del Gobierno ha asegurado que la democracia española “tiene una tarea pendiente,” y según el Ejecutivo esa es “amparar mejor” el ejercicio de la libertad de expresión. Por lo que Sánchez ha afirmado que desde la Moncloa tienen planificado promover las reformas necesarias en ciertos textos legales para que se ajuste la realidad democrática española con los estándares europeos requeridos. Sobre esas reformas ya se han producido disputas en la coalición de Gobierno, integrada por el PSOE y Unidas Podemos.

Los ministros de Sánchez marcan distancias de los disturbios y de Unidas Podemos

Distintas figuras políticas del Gobierno español se han expresado públicamente para marcar distancia de los disturbios que han ocurrido durante los últimos días en ciudades como Madrid, Barcelona y Sevilla. Por ejemplo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha sostenido que no se puede guardar “silencio” ante los recientes hechos suscitados en España.

Además de la portavoz gubernamental, también el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha hecho comentarios en rechazo a las acciones de calle que han producido heridos y detenidos.

El PSOE de Sánchez considera que Unidas Podemos no debería profundizar en las diferencias

Desde el PSOE consideran que el partido Unidas Podemos no debería continuar profundizando las divergencias como según ellos lo han hecho en el caso de la detención del rapero Pablo Hasél, y los sucesos en que ese hecho ha desembocado en las calles.

Para los socialistas el factor que debería centrar la acción de la coalición de Gobierno en España es la derrota y debacle del Partido Popular. En el PSOE basan esa estrategia en el hecho de las declaraciones del ex tesorero popular, Luis Bárcenas, y en segundo lugar la derrota electoral catalana.

Unidas Podemos empieza a cambiar sobre las manifestaciones por la liberación del rapero

Unidas Podemos en un primer momento a través del portavoz, Pablo Echenique, dio su apoyo absoluto a las acciones de calle de los manifestantes que exigen que el rapero Pablo Hasél sea liberado. Sin embargo, todo parece indicar que en la formación morada están empezando a cambiar su posición sobre el rechazo a los disturbios de los últimos días. Y es que el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha dicho que apoyan las manifestaciones pacíficas, pero no los disturbios que propician pequeños grupos.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!