La consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, se reunió este martes con los representantes principales de los sectores de la hostelería y el ocio con la finalidad de planificar y analizar las medidas sanitarias que formarán parte del próximo plan de desescalada, que entrará el vigor en la Comunidad Valenciana a partir del próximo 1 de marzo.

La reapertura de la hostelería se realizará protegiendo la salud de los ciudadanos

Barceló explicó la urgente necesidad de que la desescalada de estos sectores se realice bajo normas que garanticen "cautela y mesura". El objetivo del plan de desescalada consiste en la reapertura de los locales de hostelería y ocio con total seguridad sanitaria para los hosteleros, pero también para la ciudadanía.

La intención de comenzar el proceso de desescalada con cautela es evitar más contagios y fallecimientos en España a causa del Coronavirus.

En esta reunión estuvieron presentes el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, y Manuel Espinar, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana, Conhostur. Igualmente, participó Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana.

Los miembros del sector de la hostelería y el ocio han querido dejar claro que tienen el interés y el compromiso firme con la salud de todos los ciudadanos en medio de la pandemia.

Aclararon que "sin salud, no hay economía". Por su parte, la consejera agradeció "la comprensión y la colaboración" con las medidas sanitarias adoptadas.

El sector deportivo de Valencia también será reabierto

Asimismo, tanto Ana Barceló como Vicent Marzà, consejero de Educación, Cultura y Deportes, tienen previsto asistir a una reunión el próximo jueves para organizar y preparar una hoja de ruta dirigida a la desescalada del sector deportivo valenciano.

Ambas consejerías tienen como propósito trabajar de forma conjunta con los representantes del mundo deportivo para organizar la desescalada de las restricciones sanitarias por la pandemia durante los próximos días, siempre tomando en consideración el contexto sanitario por la pandemia del coronavirus.

El sector de la hostelería y turismo es uno de los que ha sufrido más los efectos económicos negativos de la pandemia de COVID-19 en España.

La mayoría de los hoteles, restaurantes y bares llevan ya aproximadamente un año cerrados, situación que ha provocado enormes pérdidas económicas y desempleo, especialmente a los pequeños y medianos empresarios de este sector de la economía.

Hace solo unas semanas, representantes gremiales realizaron una protesta pacífica frente al Ministerio de Hacienda. Los manifestantes exigieron al Gobierno de Pedro Sánchez que se autorizara la reapertura de estos negocios o el otorgamiento de ayudas económicas directas. Alegaron, además, que la mayoría de los hoteles están en quiebra.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!