El Supremo ha negado la posibilidad de descartar la investigación sobre el nombramiento de la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. Los interesados en que la indagación continúe su curso desde el inicio han sido el Partido Popular y VOX.

Los partidos de la oposición sostienen que Delgado no reúne los requisitos indispensables de imparcialidad para ejercer tan importante cargo en el país. Es importante señalar que desde el Gobierno de España, encabezado por el presidente, Pedro Sánchez, aspiraban a que la investigación fuera rechazada y archivada.

En La Moncloa optaban porque se descartara la investigación del nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General, y para ello se valieron de la Abogacía del Estado.

En ese sentido, el mencionado órgano sostenía que tanto el Partido Popular como VOX no poseían legitimidad para interponer la demanda. Por tanto, la Abogacía del Estado pidió al Tribunal Supremo que no admitiera el recurso, así como que procediera al archivo de las actuaciones y la devolución de lo concerniente el expediente administrativo como una forma de detener la investigación sobre Delgado.

La decisión del Supremo sobre la investigación del nombramiento de Dolores Delgado

Pero el Tribunal Supremo ha decidido que continúe el proceso sobre el nombramiento de la Fiscal General del Estado. El órgano judicial, asimismo, ha agregado que, por el momento, no puede resolver lo esgrimido por la Abogacía del Estado sobre la supuesta falta de legitimidad de los partidos políticos recurrentes, dado que su resultado se va a producir al momento de emitir la correspondiente sentencia.

Por ello, el Alto Tribunal ha determinado que es necesario un pronunciamiento sobre el fondo del asunto tratado para poder responder a los alegatos de la Abogacía.

La demanda del Partido Popular ante el Tribunal Supremo

En 79 folios, el Partido Popular ha denunciado que la Fiscal General, Dolores Delgado, no cuenta con los requisitos fundamentales para poseer tan importante cargo.

El PP interpuso una demanda ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, y en la misma solicita que sea anulada la designación de Delgado por considerar que la decisión forma parte de un "fraude constitucional", dado que las relaciones previas de la ahora Fiscal General con el Gobierno de Pedro Sánchez serían una muestra de que la ex ministra de Justicia no es idónea para la responsabilidad encomendada.

El PP alega ante el Tribunal los vínculos de Delgado con el Gobierno de Sánchez y el PSOE

El Partido Popular ha sostenido en su demanda que Dolores Delgado, tras haber cesado como ministra de Justicia durante el Gobierno de Sánchez, asumió la responsabilidad como Fiscal General, cuando solamente había transcurrido poco más de un mes.

La incompatibilidad para ejercer el cargo es clara para el PP. Los de Pablo Casado alegan que Delgado fue diputada del PSOE hasta dos días antes de que fuera propuesta como Fiscal General, por lo que para ellos carece de los mínimos principios de independencia e imparcialidad.

Los ultras de VOX también acudieron al Tribunal Supremo

La ultraderecha de VOX, de igual forma, demandó ante el Tribunal Supremo que sea anulado el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General.

En ese momento, la formación verde también incluyó al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, después de que fuera incluido en la comisión que controla el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Pero con respecto a Delgado, en VOX alegan que es incongruente que ejerza el cargo de Fiscal General, ya que no posee idoneidad e imparcialidad por sus públicos vínculos con el PSOE.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!