Cristina Cifuentes se presentó este viernes frente al tribunal que la está juzgando por el caso Máster. La expresidenta culpó a la Universidad Rey Juan Carlos por la falsificación de un acta en relación a la defensa del Trabajo de Fin de Máster, un documento que ella presentó públicamente para asegurar que realmente había cursado el postgrado, el día que se reveló que lo obtuvo con notas falsas.

Cifuentes se defiende con un historial de trabajos académicos

La expresidenta madrileña se ha estado desprendiendo de responsabilidades en relación a esta falsificación y cambió su versión sobre la defensa del Máster, para lo cual presentó un historial académico que constó en entregar trabajos académicos sin hablar con profesores y también sin conocer cuál era la calificación obtenida.

Adicionalmente, Cifuentes no ha podido explicar algunas irregularidades, entre ellas el pago de las tasas de TFM algunos meses luego de haberlo entregado. Cifuentes dijo que el catedrático, Enrique Álvarez Conde, quien dirigía este máster, era la persona responsable de estas facilidades, quien ya ha fallecido, debido a una enfermedad durante el tiempo de instrucción de este caso.

Al parecer, la Cifuentes del año 2018 es quien desmiente a la Cifuentes del año 2021. Durante su primera rueda de prensa después del escándalo, el día 5 de abril del año 2018, fue tajante. Cifuentes dijo; “sí defendí mi Trabajo de Fin de Máster, de manera presencial, en el campus de la Universidad de Vicálvaro”, Sin embargo, este viernes cambió su versión y dijo que no lo defendió, que solamente fue a entregarlo y luego, de manera breve, expuso algunas líneas.

Desmienten que la defensa de TFM fue un acto breve

Por su parte, la profesora Clara Souto, quien declaró como testigo tras Cifuentes, desmintió que la defensa de TFM fue un acto breve. Souto dijo que se daba a los alumnos entre 10 y 15 minutos para su exposición inicial y, posteriormente, el tribunal realizaba preguntas en relación al contenido.

Normalmente este trámite tenía una duración de una hora.

Sin embargo, nuevamente Cifuentes se desmiente. Al estallar ese escándalo, Cifuentes mostró el acta con las firmas de tres profesoras, entre ellas: Cecilia Rosado, Alicia López de Mozos y Clara Souto. Además, Cifuentes recalcó que el tribunal le calificó TFM durante el día de la defensa.

Sin embargo, hoy aseguró que expuso las líneas generales frente a unas personas, pero desconoce exactamente quienes eran.

La expresidenta dijo que no sabía si las personas a quienes les entregó el trabajo eran del tribunal, además supone que eran profesores que trabajaban en la universidad, pero que no los conoce. Mientras, estas personas negaron haber sido parte del tribunal y además reconocieron que el acta fue falsificada.

Cifuentes permanece acusada del delito de falsedad documental

Cifuentes está acusada por el delito de falsedad documental y la fiscalía exige tres años y tres meses de cárcel para la expresidenta, quien dimitió como presidenta de la Comunidad de Madrid el 25 de abril del año 2018, después de estallar las controversias por las irregularidades legales en relación al Caso Máster y por un vídeo de una cámara de seguridad en la que presuntamente robaba en un supermercado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!