Subcontratar a Cruz Roja para realizar la vacunación contra el Coronavirus en la Comunidad de Madrid es tanto para el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, como para Pablo Casado, presidente del partido, una medida necesaria que se ha tomado para buscar solución a la falta de organización del gobierno central.

El plan de vacunación en la Comunidad de Madrid crea polémica

La subcontratación de la vacunación en la Comunidad ha creado polémica. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida justifica la subcontratación del proceso de vacunación contra el COVID-19 alegando que lo importante ahora es llevar a cabo de manera exitosa el plan de vacunación elaborado con anterioridad y terminar con la crisis que la pandemia ha generado.

Posteriormente Pablo Casado, presidente del Partido Popular, se ha posicionado a favor de la gestión de la Comunidad de Madrid indicando además su negativa opinión sobre la descuidada gestión que el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, está gestionando por encontrarse de campaña. Además, ha insistido en que todas las administraciones ponen sus esfuerzos en llevar a cabo la vacunación de la población.

133.512 euros mensuales por un periodo de 6 meses. Un total de 804.000 euros

Se ha conocido que la Comunidad de Madrid ha contratado con Cruz Roja un servicio de apoyo a la vacunación de COVID-19 por el que abonará 133.512 mensuales por una duración de 6 meses. Es decir, un total de 804.000 euros.

Además, el periódico también aporta el contrato y la orden de licitación que fue ratificada el 29 de diciembre por el actual consejero de sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Actualmente, Madrid es la única comunidad autónoma con la que tienen este contrato.

Detalles de la privatización del servicio de vacunación

Este servicio se realizará de lunes a viernes (laborales) en horario de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00 horas.

Contarán con 12 equipos de vacunación diarios y cada equipo estará formado por una enfermera y una auxiliar de enfermería. La experiencia mínima acreditada por los aspirantes al puesto debe ser al menos de 1 año en programas de vacunación.

La mayor parte del presupuesto se dedicará a gastos de personal, tal y como se indica en el contrato, alrededor de 90.000 euros.

El resto se utilizará para comprar equipos, material de emergencia, renting de vehículos y equipos informáticos entre otros.

Actualmente, la comunidad de Madrid es la primera en privatizar parte del proceso de vacunación durante la pandemia ocasionada por la crisis del COVID-19. Hasta el fin de semana pasado, la comunidad había administrado tan solo 3.000 dosis de la vacuna de las 47.000 dosis recibidas, cantidad de la cual Díaz Ayuso se había quejado por considerarla insuficiente.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!