La última rueda de prensa que ha protagonizado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no ha dejado muy tranquilos a los miles de españoles que esperan una suavización en las medidas de restricción que se llevarán a cabo en la Navidad. Al punto de que ha puesto de manifiesto con una gran rotundidad que “no descartamos las medidas de restricción durante estas fiestas tan especiales”.

A la vez que se ha referido a que lo que no se puede hacer en estas semanas festivas es “poner un policía en cada casa”. Para lo que apela a la responsabilidad social por parte de la ciudadanía y que lleven a cabo y cumplan las medidas de protección contra el virus que se impongan desde el gobierno de Pedro Sánchez y desde las diferentes comunidades autónomas.

A escasas dos semanas para que se pongan en marcha estas fiestas tan familiares.

Medidas ajustadas a las necesidades del país

El ministro de Sanidad ha incidido en que es muy necesario tomar una serie de medidas con el objetivo de hacer frente a la evolución del virus de la COVID-19. En este sentido, ha declarado que “están ajustadas a la realidad que ofrece el país”. Y que en ningún caso se trata de un capricho por parte de los políticos o de las administraciones. “No se puede echar por tierra lo mucho que se ha conseguido hasta estos momentos”, ha subrayado finalmente Salvador Illa durante su reunión con los medios de comunicación social.

Salvador Illa desea pasar unas Navidades seguras

Otro de los aspectos más relevantes al que se ha referido el ministro socialista es el que tiene que ver con la campaña de propaganda institucional que tendrá como finalidad pasar unas Navidades seguras.

A este respecto se trata de que las reuniones en el hogar no sobrepasen el límite permitido en esta clase de eventos particulares. En una Navidad que prevé distinta.

Porque ha admitido que estas medidas son drásticas y es muy conveniente su cumplimiento por parte de la población española. A pesar de que se está muy cerca de las primeras vacunaciones en nuestro país, ya que todo parece indicar que se estaría a pocas semanas de las primeras dosis inyectadas en algunos de los sectores más vulnerables de la sociedad.

Como por ejemplo, los mayores y personal sanitario.

Las medidas pueden ser modificadas

No obstante, el miembro del gobierno de izquierdas ha reconocido que la gente debe tener muy claro que las medidas pueden ser modificadas en función de cuál es la evolución de la pandemia durante estos próximos días. Mientras que por otra parte, desde su ministerio se insiste en el cumplimiento de las actuaciones personales.

Como vienen siendo desde hace meses el distanciamiento social, higiene personal y la ventilación de espacios. Como normas que pueden ser muy eficaces para la expansión de la COVID-19.