Son muchos los españoles que tienen su mirada puesta en lo que pasará esta próxima Navidad en lo que respecta a las medidas de limitación de los movimientos para aplacar el número de contagios de la COVID-19. En unas fechas en que los contactos sociales se incrementan notablemente, al igual que el número de desplazamientos por todo el territorio nacional. En este sentido, ya son varias las comunidades autónomas que han anunciado que estas fechas tan especiales se desarrollarán bajo el toque de queda y con una importante reducción en la movilidad.

Es el caso concreto de Cataluña, ya que el Govern de la Generalitat ha anunciado que este es el escenario por el que se guiará esta comunidad autónoma.

A pesar de que la portavoz, Meritxell Budó, ha puesto de manifiesto que existe una “alta probabilidad” para que algunos sectores de la actividad económica como la restauración, cultura y deporte puedan abrir sus negocios a partir del próximo lunes.

Reuniones limitadas a un máximo de 10 personas

Entre las medidas que contempla, el ejecutivo catalán destacan las limitaciones en las reuniones sociales a un máximo de diez personas. Mientras que, por otra parte, el toque de queda seguiría en esas fiestas familiares con el mismo horario que hasta estos momentos.

Es decir, desde la 22,00 horas hasta las 6 de la mañana, en cuyo caso, representaría un serio contratiempo para las personas que se desplazan a otros domicilios para llevar a cabo la cena de Nochebuena o Fin de Año.

En este caso y de mantenerse los horarios, tendrían que adelantar el regreso al hogar.

Toques de queda en otras comunidades autónomas

El toque de queda nocturno puede ser otra de las medidas que estén vigentes en otras comunidades autónomas: por ejemplo, en Castilla y León, Castilla La Mancha o el País Vasco, donde todavía están habilitados y no hay visos de que se puedan anular en las próximas semanas.

En las provincias castellanas y leonesas esta franja horaria es igual de drástica que en Cataluña: desde las 10 de la noche y hasta las 6 de la mañana, lo que sería un mayor problema para la celebración de las reuniones familiares en estos días tan entrañables.

Madrid opta por flexibilizar las medidas en Navidad

Queda por constatar lo que pasará con la Comunidad de Madrid, donde también se viene aplicando el toque de queda, aunque la intención de las autoridades políticas de esta región es relajar las medidas para estas fechas si la evolución en el número de contagios sigue la tendencia positiva que hasta ahora.

También existe la intención de que los vecinos de esta comunidad autónoma puedan tener libertad en la movilidad para realizar los desplazamientos hacia otros destinos, como los los autónomos. En especial los que tienen lugar entre el 24 y 31 de diciembre.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!