Ante el aumento que se ha presentado en las últimas semanas de casos de COVID-19, el gobierno ha manifestado por primera vez su preocupación. Fernando Simón, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, fue el encargado de dar la voz de alarma, reconociendo que las cosas no van bien, y aunque son casos leves, si no se toman las medidas necesarias, se puede iniciar de nuevo el ciclo que al final tendrá como resultado un aumento en el número de fallecidos.

Los jóvenes no colaboran para evitar un nuevo brote de COVID-19

Las palabras de Simón fueron dirigidas especialmente a los jóvenes, quienes luego de finalizado el estado de alarma y en pleno verano, han hecho caso omiso de las medidas sanitarias que se deben aplicar para evitar una nueva oleada de contagios.

El epidemiólogo considera que los mensajes que se han dado no han tenido buena recepción entre los jóvenes, por lo que pidió la colaboración de los influencers y otros personajes que tienen llegada entre el público juvenil.

La idea de que por ser joven no va a pasar nada hay que desecharla, porque cada joven termina afectando a todo el núcleo familiar y produciendo nuevos casos, entre los que se encuentran personas mayores o en situación de vulnerabilidad. Simón recordó que tomando las medidas adecuadas se puede ir de fiesta y pasarla bien, sin exponerse ni exponer a nadie al COVID-19. Es de notar que la edad media de los infectados bajó de 62 a 35 años.

Siguen aumentando los nuevos casos de COVID-19

Según los últimos datos que ha aportado el Ministerio de Sanidad, siguen aumentando los contagios desde que se inició la desescalada.

El promedio de casos que se ha presentado en la última semana sigue creciendo, llegando ya a los 5.083 casos de COVID-19.

En el caso de los rebrotes activos, estos suman 1.120 en todo el territorio, aumentando de igual manera el número de hospitalizados. Simón destacó que el crecimiento de los casos se debe en gran parte al aumento en la capacidad de detección, precisando que aun así estos casos existen y que van a ir creciendo.

Por el momento, a pesar del aumento producido de hospitalizados por el COVID-19, las cifras permanecen aún más bajas que durante la primera oleada, pero hay que evitar que se pueda llegar de nuevo a ese número de casos.

El aumento de los casos de COVID-19 y la vuelta a clases

El aumento de los casos está causando preocupación entre los padres ante el inicio del año escolar.

Simón ha manifestado que no se puede renunciar a la idea de las clases presenciales, manifestando que hay medidas que permiten minimizar el riesgo en las instituciones educativas y que se está a tiempo de planificar como implementarlas.

Josep Maria Argimon, Secretario de Salud Pública de la Generalitat, también es de la idea de que las instituciones educativas son las últimas que deben cerrar sus puertas ante un rebrote de COVID-19, pero aún no se ha definido nada al respecto, ya que hay Comunidades Autónomas que apoyan las clases presenciales y otros sólo parcialmente.

En estos momentos el epicentro de la epidemia es Madrid, donde se han presentado el 30% de los casos de todo el país, y en donde aún no se ha establecido cuáles serán las decisiones que se tomen ante la vuelta a clases y el control del COVID-19.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!