Fernando Simón ha estado asesorando a las comunidades autónomas sobre la desescalada y ha recordado que al entrar en la fase 3 deberán hacer frente como autoridad ante este problema de salud. En Asturias la situación estaba tensa debido a los brotes en las residencias de ancianos pero al parecer no se debe pensar que habrá un retroceso en lo que estaba planificado porque todo estaría bajo control y perfectamente localizado.

Asturias no debe retroceder en el desconfinamiento

El caso de Asturias es uno de los más sonados, ya que justo cuando falta poco para el 8 de junio, hasta ayer los números eran negativos y había rebrotes en por lo menos dos residencias de ancianos.

Fernando Simón ha sido claro y no ve esos casos puntuales como razón para ser alarmistas y mucho menos suspender o retroceder la desescalada en Asturias, más bien se detectaron los contagios y se tomaron las medidas en el tiempo correcto.

Pero Fernando Simón tampoco ha dejado de advertir y aconsejar a la comunidad porque si esto ha ocurrido en Asturias se demuestra que hay que mantenerse en alerta. Aunque un rebrote puede ser localizado y controlado existe el riesgo de que no se identifique el origen del mismo a tiempo y el virus se propague fuera de la zona 0. Esto sí sería un grave problema porque se expondría a otra etapa de contagios descontrolada. Es por esta razón que hay que evitar situaciones imprudentes como el botellón.

La fase 3 y las discotecas

Aunque se quiere alcanzar el nivel de vida de los ciudadanos, hasta ahora el asunto de las discotecas queda aclarado. No se podrán abrir en la fase 3 y ha sido el mismo Fernando Simón quien ha dejado claro que eso es un tema que las autoridades de las comunidades deben canalizar con la autoridad ministerial.

La mayoría ha entendido que no se trata de una competencia para ver qué comunidad avanza a la siguiente fase más rápido.

Lo que debe predominar es la planificación y el ser extremadamente cuidadosos. De nada serviría avanzar a la fase siguiente y después retroceder dos o más. Todos ha coincido en que las discotecas deben esperar, así que se refleja la cordura de las comunidades.

Para Fernando Simón, la fase 3 es como la nueva normalidad, así que una actitud inteligente de las comunidades autónomas sería mientras tanto restringir las actividades que pudieran ser focos de infección o propagación y que no son absolutamente necesarias.

Madrid pasará a la fase 3

Después del 21 de junio prácticamente estaría terminando el estado de alarma, aun así es en esta fecha que lugares como Madrid entrarán en la fase 3. En la misma situación estaría Castilla y León y Cataluña. Para Fernando Simón no es un problema que la movilidad regrese a estas comunidades, debido a que en la fase 3 cada comunidad sería responsable de controlar sus propios riesgos. Esta autoridad delegada haría que cada quien tome las riendas de sus habitantes y los oriente para evitar contagios.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!