Fue la noticia del miércoles por la noche: el PSOE y Podemos habían logrado pactar con EH Bildu llevar a cabo la derogación de una manera íntegra de la reforma laboral del Partido Popular del 2012. El acuerdo incluía dar más margen para realizar gastos a Navarra y País Vasco, además de las entidades forales y locales. Igualmente, establecía importantes cambios en el Estatuto de los Trabajadores antes de que decayesen las medidas extraordinarias decretadas por el actual gobierno, como pueden ser los ERTEs, para esta crisis.

EH Bildu se abstuvo en la nueva prórroga del Estado de Alarma a cambio de este acuerdo

Antes de que tenga lugar el decaimiento de las “medidas extraordinarias” aprobadas por el actual gobierno PSOE- Unidas Podemos para hacer frente a la crisis económica provocada por el coronavirus, se habría derogado “de manera íntegra” la polémica reforma laboral del año 2012. Este es el punto más importante del pacto al que había llegado hoy los grupos del Parlamento: Unidas Podemos, EH Bildu y PSOE.

El PSOE incluía más margen de gasto para el País Vasco y Navarra

La formación vasca fue la primera en divulgar dicho acuerdo una vez el pleno en el que se logró aprobar una nueva moratoria del estado de alarma (la quinta).

En el acuerdo también se incluye dar más margen para gastar a Navarra y al País Vasco. Eso sí, su capacidad de endeudamiento se va a fijar, de manera exclusiva, en función de sus situaciones financieras respectivas. También se incluyen las entidades locales, autonómicas y forales. Y el gasto social que realicen las entidades locales quedaría completamente excluido del cómputo de “la cálculo de gasto”.

Un par de horas más tarde, el PSOE cambió de opinión sobre el acuerdo para derogar la reforma laboral

Si no se hubiera llegado a este acuerdo, EH habría votado en contra de la nueva prórroga del actual Estado de Alarma, aunque el resultado no habría podido evitar que la votación saliera adelante aunque con bastante menos respaldo: habría sido 177 votos a favor, 167 en contra y 6 abstenciones.

Hoy el resultado del pleno fue: 177 votos a favor, 162 en contra y un total de 11 abstenciones.

En el texto inicial del acuerdo aparecen tres firmas: Adriana Lastra, como portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados; Pablo Echenique como su homólogo en Unidas Podemos y, para terminar, Mertxe Aizpurua, jefa del grupo de EH Bildu.

En el mencionado texto también aparecen tres puntos:1. Hace referencia a la derogación, de manera íntegra, de toda la reforma laboral del Partido Popular que fue aprobada en el año 2012. 2. El compromiso de dar más margen de gastos a los Ayuntamientos y a las corporaciones locales para poder afrontar de manera más eficiente a la crisis social del coronavirus. 3. Dar explicaciones al grupo parlamentario abertzales de cuáles serán los pasos para ir implantando lo pactado.

El punto sobre la reforma laboral, que el PSOE ha criticado en numerosas ocasiones, dice textualmente: todas las fuerzas políticas que suscriben el presente acuerdo se comprometen a la derogación, de forma íntegra, la reforma laboral decretada por el Partido Popular en el año 2012. La mencionado derogación estará efectiva antes de que las medidas extraordinarias aprobadas por el actual Gobierno finalicen, tanto en materia laboral como económica que están derivadas por la crisis que ha originado el COVID-19.

La firma de Lastra contaría con el visto bueno del Presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el contenido el mismo era la condición que puso encima de la mesa EH Bildu para abstenerse durante la votación de la quinta prórroga del estado de alarma.

La rúbrica del acuerdo tuvo lugar sobre las ocho de la noche, cuando ya había finalizado el pleno de votación del Congreso de los Diputados. Pero, pocas horas más tarde, el PSOE rectificó y cambió sustancialmente el primer punto del mencionado acuerdo.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!