Malas noticias para la política de los Estados Unidos: Bernie Sanders ha decidido abandonar su carrera hacia la Casa Blanca, para liderar al partido demócrata ante las elecciones presidenciales, que se van a celebrar en Estados Unidos el próximo mes de noviembre. Su retirada ha dejado el camino libre a Joe Biden.

El senador del partido demócrata, Bernie Sanders, ha anunciado que ha decidido retirarse de la carrera para ser el candidato de su partido a la presidencia de los Estados Unidos. Su abandono deja vía libre al otro candidato, el ex-vicepresidente, Joe Biden, que es el elegido para enfrentarse con Donald Trump en las elecciones, que tendrán lugar el próximo otoño (si la crisis del coronavirus no lo evita).

Sanders anunció que su campaña terminó, pero la lucha política sigue

Según fuentes cercanas al prestigioso canal de Televisión CNN, el propio senador por Vermont comunicó, a través de una llamada de teléfono, a todos y cada uno de los miembros de su campaña electoral, que no iba a seguir adelante. Su decisión ha tenido lugar, a pesar de los buenísimo resultados logrados a principios del pasado mes de febrero.

A pesar de que Sanders era el gran favorito para ganar las susodichas primarias, Biden, que fue considerado el “número dos” durante el Gobierno del ex-presidente Barack Obama ha logrado victorias importantes, lo que significaba que, los votantes más moderados del partido demócrata ganaban poder.

En una comparecencia ante los medios, Sanders quiso hacer un recuento de todo su ideario y de lo que piensa que Estados Unidos necesita, después de cuatro años de Gobierno de Donald Trump. Por ejemplo, si los ciudadanos no creen que tienen derecho a un salario digno, millones de estadounidenses seguirán viviendo bajo el umbral de la pobreza.

Y los grandes obstáculos para conseguir los importantes cambios sociales están relacionados directamente con el poder, que tiene el "establishment", por lo que son posibles.

Sanders dijo que su movimiento y la importante 'batalla de ideología' han ganado fuerza

La mayor parte de los estadounidenses entienden, que es necesario garantizar a toda la ciudadanía la asistencia sanitaria o que tienen derecho a recibir salarios que son dignos.

Hace unos años, había personas que estaban convencidas de que estas ideas eran muy radicales, pero ya se están aplicando en varias ciudades del país.

Sanders se defiende como socialista y demócrata, basó su campaña electoral en una agenda en la que apostó por un sistema de salud, que fuera público y completamente gratuito. Además, siempre ha considerado a Donald Turmp como la persona más peligrosa, que ha pasado por la historia moderna de EEUU.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!