Estados Unidos se está preparando para las próximas elecciones presidenciales que tendrán lugar en el año 2020. El gran problema que se avecina es una nueva guerra de desinformación que parece ser la gran amenaza para los candidatos a la presidencia del país. La red social más poderosa del país, Facebook, ya ha admitido que no va a controlar, de ninguna manera, la veracidad de los anuncios de los partidos políticos y ya ha desatado una gran preocupación entre los expertos que esperan que no se vuelvan a repetir las tácticas que llevaron a Donald Trump a ser Presidente, durante el año 2016.

Un grupo de trabajadores de Facebook han firmado una carta advirtiendo de las consecuencias de la desinformación

Facebook ha recibido muchas críticas a lo largo de estos días, siendo las más duras las que provienen de sus propios empleados. Una carta firmada por unos 250 trabajadores de la empresa ha querido señalar el hecho de que la desinformación acaba afectando a todos y cada uno de los ciudadanos.

Dicha carta se hizo pública el pasado 28 de octubre en el diario “The New York Times” aunque la destinataria era la dirección de la poderosa empresa.

Solo faltan cien días para que Estados Unidos tenga que celebrar lo que se conoce como “el cactus de Iowa”, un evento que se considera el verdadero inicio de la campaña electoral para ser el próximo Presidente del país más poderoso del mundo.

Estas elecciones no solo van a marcar el futuro del país, también, del mundo entero

En este escenario, todas las miradas se vuelcan en la red social más importante del mundo, Facebook, para saber cuál es la política que va a seguir la herramienta de publicidad más relevante de la historia, con capacidad para llegar, con total precisión, a cualquier tipo de votante en cualquier lugar.

En la memoria de todo el mundo está lo sucedido durante el año 2016, cuando el equipo de campaña del entonces candidato Donald Trump apoyados por el aparato de inteligencia de Rusia, utilizaron a su favor el gran poder de la red social Facebook para verter información falsa y sesgada, con el objetivo de desmovilizar a los votantes demócratas en una serie de condados que eran clave para los resultados electorales.

Se demostró que la mencionada red social fue “cooperadora necesaria” para que el plan tuviera éxito.

Ahora el nerviosismo aumenta, ya que, la fecha del 2020 está cada vez más cerca y se quiere evitar que suceda algo parecido. Sin embargo, la situación en Europa es distinta; así cualquier país que forme parte de la Unión Europea puede obligar a la todopoderosa red social a retirar, en todo el mundo, cualquier mensaje que tenga algún contenido que se considere ilegal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más