La exhumación del dictador Francisco Franco se llevará a cabo este jueves 24 de octubre de 2019 a las 10:30, según las declaraciones del Gobierno. Tras la llegada al poder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), uno de sus principales ejes o promesas de su candidatura fue sacar a Franco del Valle de los Caídos, y después de varios meses y unas cuantas trabas lo han logrado. Este jueves se reunirán un total de 22 familiares y allegados de Franco junto con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, acompañada del secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, y del subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo.

La exhumación será a puerta cerrada y costará 63.061 euros

El acto será cerrado a los medios de comunicación ante el miedo del Gobierno a posibles filtraciones, fotos o vídeos. El traslado del féretro se realizará, en un primer momento si el tiempo lo permite, en helicóptero hasta el cementerio de El Pardo-Mingorrubio donde esperará la familia para oficiar una misa íntima de enterramiento en el panteón.

La misa será oficiada por el prior Cantera y el sacerdote Tejero, en ella se permitirá cualquier símbolo como por ejemplo banderas u otros elementos.

Muchos se preguntan el coste que acarrea para los españoles. El máximo (según cálculos del Gobierno) asciende a 63.061 euros, este coste se reparte entre la exhumación, el traslado y la inhumación. Lo más costoso de todo el procedimiento ha sido adecuar el panteón donde residirá el féretro, esto asciende a casi 39.000 euros.

El Gobierno se ha encontrado todo tipo de trabas para sacar a Franco del Valle de los Caídos

Desde la iniciación del procedimientos para la exhumación de Franco no han sido pocas las trabas a las que el Gobierno ha tenido que hacer frente. Por un lado, la familia Franco ha puesto todos los recursos y ha utilizado todas las vías judiciales posibles para parar o aplazar el proceso. El último recurso fue desestimado por el Tribunal Supremo a finales de septiembre, el cual hacía hincapié en una serie de problemas urbanísticos.

Por otro lado, desde hace meses se llevan realizando manifestaciones y concentraciones en el Valle de los Caídos en contra del cambio de ubicación de los restos del dictador. La última y más sonante fue una concentración de franquistas y nostálgicos del régimen dictatorial a las puertas del Valle con la intención de subir a la basílica (ya cerrada al público) y asistir a la misa diaria que allí se hace.

Ante la insistencia de los concentrados en el lugar, la Guardia Civil tuvo que intervenir para pararlos y despejar a la masa de personas.

La noticia la celebran con gran alegría una parte amplia de la población española. Este hecho se ve como una victoria a favor de la Memoria Histórica, en honor a todos aquellos que fueron asesinados durante los años de la dictadura y de las familias que a día de hoy buscan a sus seres queridos enterrados en cunetas tras la Guerra Civil española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más